¿Cuánto crees que puede llegar a costar un sello?

Seguro que los coleccionistas lo tienen muy claro…

Y es que hay muchos factores que pueden hacer variar el precio de un sello.

Como este, el sello postal más caro del mundo, que acaba de ser vendido. El “Treskilling amarillo”, se acaba de vender no hace mucho en Ginebra.

 ¿Quieres saber quién ha sido el comprador?

Se trata de un consorcio internacional, pero no se sabe de momento cuál ha sido la cantidad que han pagado por el sello (claro, que tampoco hay que pensar mucho para darse cuenta de que no habrá sido precisamente poco).

La casa de subastas explicaba que “Los miembros del consorcio compraron la estampilla al estimar que se trata de una una inversión sólida en estos tiempos de crisis”.

El sello ya se vendió en 1996, momento en el que alcanzó el precio de 4,5 millones de dólares.

Así que puedes ir haciendo cuentas…

Vía| emol 

También te puede interesar:   Naturhouse tendrá su propio hotel de lujo