Hace poco en un viaje de vacaciones en Barcelona, estando en busca de material de lectura en el centro de la ciudad, compré una decena de libros y entre ellos uno pequeño y un tanto usado “Penas del Joven Werther” de Johan Wolfgang van Goethe.  Tenía intención de leerlo al regresar a casa, pero se me ocurrió hojearlo y empezar el primer capítulo.  Me quedé prendida a la novela como un insecto a la miel, saboreando cada párrafo, disfrutando de algunas expresiones que invitaban a la reflexión; viendo a través de las epístolas de Werther, el protagonista, el gozo ante la naturaleza y la vida sencilla de un pueblo, los paisajes bucólicos y su encuentro con Lotte, una bella muchacha que está comprometida con Albert. 

Goethe describe magistralmente los sentimientos de amor, ilusión, esperanza, desesperanza y frustración que un enamorado puede sentir cuando no es correspondido.

Nunca una historia de amor me ha causado tal conmoción de ideas y sentimientos, a excepción de la novela “María”, de Jorge Isaacs, que leí cuando era una adolescente.  Pensé estar ya vacunada contra el romanticismo, pero parece que mi sangre latina lleva aún el virus dentro de sí.  La historia de Werther cobra en dramatismo y al final decide que en el triángulo amoroso, alguien debe morir frente a un libro abierto.

Esta novela es parcialmente autobiográfica y su publicación en 1774 significó un auténtico boom literario, influyendo incluso en la manera de vestir de la juventud alemana de esa época.  Tuvo profundas connotaciones e inspiró otras novelas, parodias, obras teatrales, poemas y hasta el suicidio de miles de jóvenes que dieron término a su existencia de la misma forma que Werther.  Dicen que esta obra fue una de las favoritas de Napoleón y que la llevaba consigo en sus campañas.

También te puede interesar:   I'll Follow you Down, ciencia ficción 2013

Marissa Tamayo

  • Isabel Mallén

    Me gusta mucho como describes el placer de la lectura en el párrafo: “Me quedé prendada… saboreando… reflexionando…
    Es un post muy bonito que invita a leer. Te felicito.

  • Marissa Tamayo

    Gracias Isabel, pero esa es la verdad, que me quedé impresionada por la forma poética de escribir de Goethe, y sorprendida porque jamás pensé que un teutón frío y sesudo pudiera escribir cartas tan románticas.

  • Jordi S.

    Para mí Goethe fue un genio, porque se dedicó a muchas cosas; sus estudios del cráneo humano fueron inspiración posterior para Charles Darwin. Hizo investigaciones geológicas y de minerales, y el mineral goetit ( limonit) fue denomiado así en su honor.

  • Jaritzi

    Creo que tu comentario sobre el libro es interesante y nos da una idea de lo que trata pero dejándonos en el suspenso para leerlo. Bien porque fomentan a toda la gente el habito de la lectura y sobre todo diferente e interesante.

  • andrea

    me parece un libro muy interesante ya que habla acerca que es de mucho interes para nsotros los jovenes

  • Mario M

    Bueno es el primer libro que leo y me parece muy interresante ya que habla sobre lo que nos pasa a nosotros los jovenes de verdad se los recomiendo. trata sobre un amor tan apasionado.

  • Gustavo Villa

    en verdad que el libro es muy bueno yo lo lei cuando era adolescente tambien no se pork pero asi fue creo k realmente es cautivador como plasma sentimientos en unas cuantas palabras, y lo que estas hacen en la mente es genial.
    lo unico que no me gusto de werther es el final tragico y dramatico creo que mejor hubiera luchado jeje