Libros para regalar: Tres libros para ¿niños?

Hay tres libros que suelo recomendar en toda ocasión:

en-la-biblioteca.jpg

    Estos tres libros, totalmente diferentes por otra parte, tienen ciertos aspectos comunes, una camaleónica polivalencia que no me resulta otra cosa que especialmente atractiva.

    En primer lugar, todos pueden ser considerados como libros infantiles o juveniles: en cualquier caso, dependiendo de la madurez y los gustos particulares, bien pueden ser disfrutados cada uno de ellos por lectores a partir de los 10 años. En segundo lugar, los tres son unos libros que van cambiando según pasa el tiempo o, más bien, en los que los cambios que el tiempo produce sobre sus lectores les hace ver cosas nuevas en cada ocasión. En tercer lugar, pero no menos importante, cada uno de los tres a su manera nos trasmiten una serie de valores y de sensaciones que nos impulsan a «crecer», a ver las cosas de formas diferentes, en resumen a «ser mejores».

    Visto lo visto, que mejor que leer estos libros a los 10 años. Volver a hacerlo a los 20. Realizar una nueva lectura a los 30. Regresar sobre ellos a los 40… y así sucesivamente, década tras década, hasta que no seamos capaces de encontrar un nuevo mensaje, una nueva visión, una nueva esperanza (cosa que para mi resultaría un síntoma de muerte tan claro como la ausencia de pulso) . Sin lugar a dudas, eso creo yo, el mundo sería un lugar mejor si todos (o al menos algunos en particular, que cada quien escoja los nombres) hiciéramos este ejercicio decenal.

    Acercándose pues la Navidad, que mejor que recomendar cualquiera de ellos (o todos juntos, ¿por qué no?) para regalar a niños y jóvenes de todas las edades.

    Ir arriba