-

Teoría pertinente de la lectura

Hay veces que lo que queremos decir se acrecienta si va enlazado a un sentimiento cercano. Es lo que pienso puede haberle ocurrido a Luis García Montero. Ver leer a su hija lo ha hecho reflexionar y expresar algo tan interesante que no creo pueda tener desacuerdos por parte de los lectores de sus artículos. Su título es el de más abajo, yo la he considerado totalmente adecuada.

A mí, al menos, me parece tan excelente que deseo forme parte de un blog como este.

Copio el principio y el enlace para que podáis seguir leyendo, os aconsejo que lo hagáis porque no tiene desperdicio.

Teoría impertinente de la lectura

«Cada lector se ha formado gracias a las palabras de muchos autores, que también llegaron a conocerse a sí mismos cuando organizaron sus palabras, sus ideas y sus sentimientos para establecer un diálogo con sus lectores.

LUIS GARCÍA MONTERO 16/08/2009

Es agosto y la playa está llena de gente. Observo a mi hija mientras lee tumbada en una hamaca, en medio de los gritos, los bañistas, los paseantes, las cometas y los vendedores de patatas fritas. El acto de leer delimita para ella un espacio propio, un reino singular de soledad y absoluta pertenencia. Siento lo mismo que cuando veo a alguien leer en el metro, en los aeropuertos o en el banco de una plaza. Aunque soy de los que prefiere refugiarse en el ámbito de una butaca familiar, reconozco la sigilosa intimidad que traza las fronteras personales del lector callejero entre la multitud.

Mi hija está allí con una certeza impertinente, con una autoridad singular que desafía al mundo. Lo curioso es que también sé que no está allí. Como yo le he dejado el libro en el que ahora vive, estoy convencido de que se encuentra en Venecia, observando con ojos de persona mayor la belleza de un adolescente«.

También te puede interesar:   Elio Toffana - Madrid
También te puede interesar:   Maléfica, la nueva obra mágica de Disney

Podéis pinchar aquí para seguir leyendo.



Lo último...