Una tecnología que se desarrolló por primera vez para los aviones de combate está ayudando a mejorar la experiencia de conducción del nuevo Focus, que ofrece la primera pantalla Head-up de Ford para Europa.

La pantalla hará que sea más fácil para los conductores mantener sus ojos en la carretera mientras supervisan información como velocidad, navegación y señales de tráfico en una pantalla que se proyecta sobre la línea de visión frontal.

Para algunos sistemas existentes de este tipo existe un inconveniente: quienes usan gafas de sol polarizadas, que bloquean destellos, la pantalla puede hacerse casi invisible. La pantalla Head-up de Ford también emite el tipo de luz que las gafas de sol polarizadas están diseñadas para eliminar, pero un filtro cuidadosamente ajustado “rebota” la luz polarizada al conductor y resuelve eficazmente el problema.

“El uso de gafas polarizadas puede marcar una gran diferencia en la visibilidad de los conductores afectados por los destellos, como cuando el agua, la nieve o incluso el asfalto reflejan la luz del sol. La pantalla Head-up que presentamos para el nuevo Focus ofrece una de las pantallas más brillantes, tiene uno de los campos de visión más grandes y será claramente visible para todos nuestros clientes”, cuenta Glen Goold, ingeniero jefe de programa de Ford para el Focus.

Las tardes de verano plantean el problema de que las horas punta de conducción coinciden con las horas de sol bajo en el horizonte. En España, el 5 por ciento de accidentes se producen por deslumbramientos

durante las horas crepusculares (amanecer y atardecer), mientras que en el Reino Unido, el sol ha sido identificado como causante de casi el doble de accidentes que la nieve, la lluvia y la niebla juntas. La función Head-up de Ford garantiza que los conductores no tendrán que mirar hacia abajo y volver a centrarse para ver la información y las notificaciones que pueden seleccionar.

También te puede interesar:   La suspensión de pruebas del Mini Crossman, en fotos espía

Mientras que las pantallas Head-up tradicionales utilizan ondas de luz que vibran en paralelo a la carretera, la pantalla Focus Head-up aumenta las ondas de luz que vibran perpendicularmente a la carretera, de modo que la imagen se puede ver claramente a través de gafas de sol polarizadas. La pantalla de policarbonato tiene un revestimiento de reflexión multicapa que permite a los ingenieros controlar la polarización, el color, la transmisión y la reflexión de la luz y adaptarla a las necesidades del sistema.

El nuevo Focus ha sido desarrollado desde cero para proporcionar la experiencia de conducción y de uso más fiable, intuitiva y gratificante de cualquier coche familiar de tamaño medio en Europa. La gama más amplia de características y tecnologías avanzadas en cualquier vehículo Ford hasta la fecha mejora la protección, la conducción y facilita el aparcamiento para hacer que la experiencia de conducción sea más cómoda, menos exigente y más segura.