Sitges 2010: ‘Life and death of a porno gang’, la sordidez hecha película

Sitges 2010: 'Life and death of a porno gang', la sordidez hecha película 9

La película más sórdida del Festival hasta ahora. Life and death of a porno gang es una escabrosa alegoría del arte en términos de libertad creativa y de expresión. Se trata de una especie de mockumentary autobiográfico de un joven director de cine serbio, que intenta abrirse paso en una industria y un país que limitan su supuesto talento y capacidad de creación, por lo que reúne una compañía itinerante para realizar teatro porno por todo el país.

Esta aventura va degenerando progresivamente hasta el punto que se tienen que dedicar, además, a grabar películas snuff para financiar su descenso a los infiernos, hasta su consumición como seres humanos trás pasarse tres pueblos de los límites de la moralidad.

Sitges 2010: 'Life and death of a porno gang', la sordidez hecha película 10

Una puesta en escena simplista y la dosis constante de escatología explícita dotan de un exasperante realismo esta película desagradable visualmente, con toda la intención del mundo y, por lo tanto, con una efectividad estremecedora.

Cae en el pecado de la repetida rotura de las fórmulas que propone, pues lo que empieza como un tío que se graba a sí mismo pasa a una cámara subjetiva que no lleva nadie, y lo que empieza como una ácida crítica social amparada por un humor punzante, a media película se convierte en una carretera a ninguna parte; en una película sin chispa, como un fuego que se va apagando progresivamente y es incapaz de mantener el nivel de escándalo demente e inquietantemente hilarante con el que comienza.

Sitges 2010: 'Life and death of a porno gang', la sordidez hecha película 11

Por esto Life and death of a porno gang es recomendable más como anécdota que otra cosa, como un colmado de sonrojante depravación, sexo, drogas, violencia injustificable y miseria emocional. Si tenéis estómago y paciencia, adelante.

Ir arriba