Robaron al menos 6 BMW días antes del Salón de Nueva York

Pongámonos en situación. Estamos a día 13 de Marzo de este mismo año, faltan dos semanas para que el Salón de Nueva York abra sus puertas, y un barco cargado de BMWs para el evento atraca en una zona propiedad de la marca en el puerto de Nueva Jersey, ciudad contigua a Nueva York. Sin saber cómo, la noticia llega a unos ladrones que decidieron hacerse con unos cuantos coches de la marca bávara. Seguro que a más de uno os ha venido a la cabeza la película 60 segundos. Y no es para menos.

Robaron al menos 6 BMW días antes del Salón de Nueva York 5

El sábado 13 de Marzo, pasadas las dos de la madrugada, como mínimo tres ladrones acudieron al puerto de Nueva Jersey, atraídos por la presencia de un barco que contenía varios BMW que iban a ser expuestos en el Salón de Nueva York. Entre el cargamento se encontraba la única unidad del nuevo BMW Serie 5 pintada en color Sophisto que había en Estados Unidos. Era la versión 550i, y estaba valorada en 90.000 dólares.

Cada uno de los tres ladrones se llevó su premio particular. El gordo era el 550i, pero los otros dos tuvieron que «conformarse» con un 535xi (tracción total, gasolina) y un 650i. El valor del botín supera con creces los 200.000 dólares, unos 160.000 euros al cambio.

Tras burlar la seguridad del puerto de Nueva Jersey y de la propia BMW por partida doble, pues lograron entrar en la zona propiedad de la marca y hacerse con tres coches sin que nadie se percatara, los ladrones decidieron arriesgarse por segunda vez, y el siguiente lunes por la noche entraron de nuevo al puerto y robaron un 750Li xDrive.

Por si esto fuera poco, el miércoles por la noche desapareció al menos un BMW de unas instalaciones que la marca tiene en Elizabeth, una localidad cercana a Nueva Jersey. Las autoridades creen que los responsables del robo son los mismos que se hicieron con los otros cuatro BMW del puerto. Y digo ‘creen’ porque ni se han localizado los coches, ni se han detenido los ladrones.

A partir de aquí podemos sacar numerosas conclusiones. ¿Por qué fue tan fácil burlar dos veces la seguridad del puerto y de las instalaciones de BMW? ¿Qué interés puede tener alguien en robar un coche único en su país, lejos de donde se ha fabricado? Venderlo por piezas puede resultar muy sospechoso, y enviarlo a los países del Este de Europa también. Puede ser desde un robo profesional por capricho, al estilo 60 segundos, hasta una maniobra de BMW para cobrar el dinero de las aseguradoras (el 550i era el más exclusivo de todos y su seguro no debió ser muy barato), pasando por un robo intencionado por parte de la competencia. Las posibilidades son infinitas.

Sea como fuere, al menos cuatro de los BMW expuestos en el salón no eran los que en principio estaban destinados a serlo. Un portavoz de BMW declaró que solamente tienen conocimiento del robo y que ya se lo han comunicado todo a las autoridades. Ahora sólo queda esperar a que se encuentren los BMW, si es que se han perdido.

Fuente: New York Post

Ir arriba