Renault Fluence, el sustituto del Mégane II sedán

Hace unos meses Samsung presentaba el SM3, que venía a ser la tercera generación del Renault Megane sedán. Hoy, Renault publica las imágenes de su versión bajo otro nombre, Fluence, que es el mismo que llevaba aquel concept-car de 2004 que inspiró parcialmente al Renault Laguna Coupé. Esta vez, Renault ha querido ir más allá; el Renault Mégane Sedan cambia de nombre y de categoría para seguir aumentando el buen nivel de ventas que tiene el cinco puertas.

Renault Fluence, algo más que un Mégane III con carrocería sedán

La misma nota de prensa lo dice. El Renault Fluence ya no es un simple Mégane Sedan; aunque el Renault Fluence comparte plataforma con el compacto, los cambios van más allá. Cambiar el nombre de un coche por la cara necesita excusas, y desde luego las de Renault son más que buenas.

Como podemos ver en la imagen del principio del artículo, el frontal del Fluence sólo se parece al del Mégane por la forma de los faros. En el lateral sucede lo mismo: si no fuese por la forma de las ventanas más de uno juraría que es un modelo que no tiene nada que ver con el Mégane.

El Renault Fluence se acerca muchísimo al Renault Laguna

En esta imagen se puede apreciar la longitud del Renault Fluence, y es que la nueva generación del Mégane Sedan crece hasta llegar a los 4’62 metros de largo, casi pisando las dimensiones del Renault Laguna (4’627 metros de largo). El nuevo modelo de la marca francesa mide 1’809 metros de ancho y 1’479 metros de alto.

Detalles cromados en todo el exterior del Renault Fluence 2010

La parte posterior, como el resto del coche, no se parece en casi nada al Megane cinco puertas, y mucho menos al tres puertas. El maletero tiene una capacidad de 530 litros, superando también la del Renault Laguna.

En el interior sí se aprecia que el salpicadero es idéntico al de su hermano el Megane. En los acabados superiores, la tapicería de cuero y el navegador  se presentarán como opción junto a un salpicadero con inserciones de símil de madera. En el interior de serie liderarán los tonos oscuros con inserciones de elementos cromados.

El Renault Fluence 2010 podrá tener dos interiores diferentes

En el interior más caro se respira calidad de berlina del segmento D

En cuanto el equipamiento, en algunas versiones se ofrecerán elementos opcionales como el climatizador bizona; el navegador Carminat (500€); un sistema de sonido Arkamys con 8 altavoces; conectividad Bluetooth; y interruptores para USBs y iPods, entre otros.

El Renault Fluence montará seis motores, dos de gasolina y cuatro diésel. Los gasolina serán el 1.6 16v con 110 caballos y el 2.0 16v  de 140 caballos, ambas con transmisión manual de serie y opción de automática o CVT de variación contínua respectivamente.

Los motores diésel serán todos de 1.5 litros, con versiones dCi de 85, 90 FAP, 105, 110 FAP y 110 FAP con caja de doble embrague DCT, este último disponible a finales del año que viene.

<Sin título>

Pero eso no es todo. En 2011 Renault presentará un Fluence totalmente eléctrico. No hay nada oficial, pero seguramente la firma francesa lo dirá en el Salón de Frankfurt, evento en el que se presentará el Fluence al público.

Las intenciones de Renault con el nuevo Fluence tienen el listón muy alto. Si bien el Megane ‘pierde’ la carrocería sedán propiamente dicha, el Fluence se presenta como una especie de alternativa al Laguna que no está teniendo mucho éxito. Y aun faltándole motores diésel potentes ya presentes en el compacto (motores 1.9 y 2.0), estoy seguro que si no sube mucho de precio, el Renault Fluence conseguirá situarse entre los más vendidos, robando clientes a competidores como el VW Jetta y el Volvo S40.

GALERÍA DE FOTOS

RENAULT FLUENCE

Renault Fluence 2010 Renault Fluence 2010 Renault Fluence 2010

Renault Fluence 2010 Renault Fluence 2010 Renault Fluence 2010

Renault Fluence 2010 Renault Fluence 2010

Renault Fluence 2010 Renault Fluence 2010

Fuente: Renault.

Ir arriba