Relecturas

Los libros nos acompañan durante mucho tiempo. Algunos llegan a nosostros como regalos, o como recomendaciones. Otros llegan como grandes sorpresas, más tarde de lo que parece. A mi me ha pasado con un cuento de Ernst Theodor Amadeus Hoffmann llamado El hombre de arena. Es un cuento fantástico representativo de la literatura de ese género durante el siglo XIX. Tuve obligación de leerlo para una asignatura durante mis años en la facultad. El profesor se empeñaba en hacer una lectura psicoanalítica del relato. Es una pena que hayan tenido que pasar diez años para que una relectura casual me hiciera pararme en él, y disfrutarlo. Las historias que cuentan los libros nos acompañan durante mucho tiempo, a veces, agazapadas en las estanterías esperando el momento apropiado para quitarse el sayo que otros les pusieron y mostrarse desnudas para nuestro deleite, tal y como fueron escritas.

Ir arriba