Dentro de cualquier casa, la cocina es una de las estancias más utilizadas en cualquier hogar. No solo se trata del lugar donde preparamos nuestra comida, sino también es el sitio donde muchas familias comen y pasan momentos agradables con sus seres queridos. Por todo esto, es importante que la cocina sea todo lo más cómoda posible, aunque no siempre es así. En estos casos, la opción es llevar a cabo una reforma para adaptarla a nuestras necesidades. El problema está en que en muchas ocasiones no tenemos una noción clara de lo que esto significa. Por este motivo, hoy os queremos dar información sobre todo lo que puede conllevar reformar la cocina.

Reformar la cocina, una acción relacionada con la reforma total de la casa

Cuando se procede a renovar la cocina, la mayoría de las ocasiones está asociada a una reforma general de la vivienda. Esto es así en el 90% de las ocasiones. Únicamente un 10% se decanta por la opción de reformar únicamente la cocina. En términos de presupuestos medios, el valor presentado por los profesionales para realizar una reforma integral de la cocina ronda los 4500€.

En cuanto a las reformas más específicas, se analizaron los presupuestos realizados en el área de pavimentos, desmontaje/montaje de muebles y pintura. En lo que respecta a los pavimentos, una de las grandes tendencias actuales es la optar por instalar una tarima flotante.

Los motivos que llevan a los clientes a escoger este tipo de pavimento es la facilidad de la instalación, la versatilidad del material, la poca necesidad de mantenimiento y su durabilidad. Estos suelos tienen un coste bastante bajo y está disponible con diferentes patrones, siendo posible imitar madera u otros materiales como cerámica o piedra.

También te puede interesar:   Tecnología, diseño y sostenibilidad, claves para un óptimo equipamiento de establecimientos

Dependiendo del material utilizado, las tarimas flotantes pueden durar casi el mismo tiempo que los suelos de cerámica. En términos de costes, el precio de la instalación de este tipo de pavimento ronda los 9€ por m2, con lo que si se realiza la instalación en una cocina de 15 m2 el presupuesto puede ascender a los 135€. En cambio, si el cliente escoge colocar un pavimento vinílico, el precio de la instalación ronda los 8€ por m2, con lo que la mano de obra para pavimentar una cocina de 15 m2 rondará los 120€, si optas por la instalación de un suelo vinílico.

Pintar las paredes y el techo ronda los 400€

También es importante que nos centremos en el pintado del techo de la cocina y las paredes en caso de ser necesario. Este trabajo suele tener de media un coste de 400 €. Al precio también habría que sumarle el coste del montaje y el desmontaje de los muebles, que puede llegar hasta los 450€. En el caso de tener que cambiar todo el mobiliario, el precio podría dispararse a varios miles de euros.

Como podéis ver, reformar la cocina requiere de una fuerte inversión, así que antes de poneros manos a la obra, os recomendamos que os paréis un poco a pensar los cambios que son necesarios acometer.