«Recuerde el alma» de Carmen Riaza

Recuerde el almaHay personajes históricos que gozan de fama por una obra de arte o una hazaña prodigiosa  pero quizá su vida personal ha permanecido oculta por  motivos diversos . Este podría ser el caso de Jorge Manrique, conocido mundialmente por su poema «Coplas a la muerte de su padre».   Poco sabemos de su vida.

La periodista Carmen Riaza es la autora de una síntesis biográfica de este personaje   titulada «Recuerde el alma»  en la que logra una certera    aproximación a su perfil psicológico   Ha realizado un trabajo concienzudo de investigación y documentación volcado  en   una muestra de valiosos datos engarzados y enriquecidos con imágenes de  toda  la geografía manriqueña. El historiador Luis Suarez  afirma en su prólogo » Sin los sentimientos es indudable que las explicaciones se tornan insuficientes…./De alguna manera Carmen Riaza en este libro trata de hacer esa operación clave haciendo «despertar el alma dormida» para poder contemplar «como se pasa la vida».

La narración contempla los diez últimos años de la vida de Jorge Manrique  cuya temática  se centra en la  lucha entre los partidarios del hermano de Enrique IV de Castilla y los defensores de la legitimidad de Juana que, logicamente, apoyan a Isabel y Fernando. Entre ellos  están los Manrique, familia noble  y distinguida  de tierras jienenses.  El relato arranca cuando Jorge es nombrado comendador de la fortaleza de Montizón y, a partir de ese momento,  se ve implicado en continuas batallas, aunque  también  hay tiempo para el amor, y en Toledo contrae matimonio  con Guiomar de Castañeda.  La guerra, el amor y la poesía constituyen los ejes  de su biografía.

También te puede interesar:   Sundace 2011: “I saw the Devil”, de Kim Jee-woon
Casa natal de Jorge Manrique
Casa natal de Jorge Manrique

Carmen  Riaza  enlaza   los hechos históricos con reflexiones y pensamientos de Manrique en una construcción literaria  lineal, siempre  a través de un estilo sobrio y muy ceñido a la realidad.  No hay nada inventado, todos los personajes son auténticos y vivieron los acontecimientos descritos. El lenguaje,  muy cuidado y agil,  ofrece  ciertos toques de lirismo. 

«Solo dispone de palabras y está ante el pliego en blanco: el terrible reto para el que ha sido tocado y herido por la pasión maldita de la poesía. Está prisionero de la confusión de sus pensamientos, no alcanza a a discernir ni poner nombre a los estados interiores que aparece y se esfuman como nubes, como el viento o el polvo…./ideas como éstas: ignora el alma, quizá duerme -se dice-, y no sabe que discurre el tiempo como un río, fiel a su cauce si la fuente no traiciona, si el manantial no cesa»

Los personajes están  solo esbozados  pero permiten que el lector penetre en su interior  y pueda  captar  los rasgos más significativos de su  personalidad, entre los que destacan la humanidad y profundidad de sentimientos.

Apenas existen los   dialogos,  solo  breves atisbos de conversaciones. Lo importante es el mundo íntimo  de Manrique y el proceso de gestación de su celebre poema.  

Me ha resultado     muy interesante  la lectura de «Recuerde el alma»  pues he podido adentrame   un poco en  este poeta,  casi legendario, que todos conocemos desde niños gracias a esos magníficos versos de los que inserto un fragmento.

«…allí van los señoríos

derechos a se acabar

e consumir;

allí los ríos caudales,

allí los otros medianos

e más chicos,

allegados, son iguales

los que viven por sus manos

e los ricos»

«Recuerde el alma»

También te puede interesar:   Defiende tus derechos, para torpes

Carmen Riaza Molina

Cultivalibros, 2009

Artículo anteriorEl Tenerife perdona y el Barcelona le golea
Artículo siguienteRobert Kubica correrá en Renault