Parece que va de piscinas la cosa… Será porque estamos en verano. El caso es que si ayer te hablábamos de la más que impresionante piscina del Hotel Caruso, hoy te presento esta maravilla.

Está en Singapur y se acaba de inaugurar. La verdad es que darse un baño en ella tiene que ser una sensación un tanto contradictoria. Y es que se trata de una piscina colgante, una plataforma suspendida 200 metros en el aire y apoyada sobre tres rascacielos.

Con sus 150 metros de longitud, la piscina es la instalación acuática más grande construida sobre un techo. Tiene nada más y nada menos que 1,4 millones de litros de agua. De lo que no hay duda es de que las vistas son realmente impresionantes.

¿Un bañito?

Vía| Viaggi

También te puede interesar:   Un vodka de lujo de Roberto Cavalli