Otro caso de Citroëns superresistentes: Citroën Elysee «Chatarra Edition»

Hace poco más de un mes publicábamos aquellas fotos de un Citroën C4 Sedán que sólo mantenía aceptable la parte del asiento del conductor, pero que aún rodaba y podía circular en condiciones. Ahora nos llegan, vía ChinaCarTimes, imágenes de un Citroën Elysee que parece que haya sido tocado por una bola de demolición. Y aún rueda.

Citroën Elysee Taxi, sigue sirviendo como si nada hubiese pasado

El Citroën Elysee es la versión sedán del ya olvidado ZX, con los faros delanteros del Peugeot 306 y el interior del Citroën Xsara. Un ejemplo más del respeto que tienen las marcas occidentales por los países en desarrollo. Volviendo al tema, el estado del taxi parece impedir que siga pudiendo servir a los clientes, pero cuando las cosas se pueden aprovechar, mejor seguir usándolas… hasta que en algún momento den problemas serios.

<Sin título>

Como dijimos entonces, a esto sí se le puede llamar «aprovechar las cosas«. Aunque viendo el precedente de aquel país con el terremoto que lo sacudió hace dos meses, otra opción no creo que la tengan.

Fuente: ChinaCarTimes

Ir arriba