-

‘Origen’, mis sensaciones

A ver, así en caliente. Acabo de salir del cine de ver Origen y ESTO NO ES UNA RESEÑA, ni siquiera es un comentario sobre la película, es que necesito desahogarme y compartir con todo el mundo que lea esto una serie de impresiones que me ha dejado este monstruo que es Origen.

'Origen', mis sensaciones 7

Lo primero, lo que pregunta todo el mundo: sí, Origen es buena. Es más que buena. Es la cosa más increible que se ha visto jamás en una sala de cine porque, [email protected], esto es cine 2.0 y aquí hay un cambio por primera vez desde que en Ciudadano Kane se reunieran todas las directrices del lenguaje cinematográfico, así que quien haya dicho que James Cameron ha revolucionado el cine con Avatar ya puede llenar un vaso de agua para que le ayude a tragarse sus palabras.

PARÉNTESIS. Por si alguien me lo echa en cara, yo dije que Avatar abría un nuevo horizonte para el cine. Lo mantengo. Pero Avatar es un paso adelante y Origen es subir a otro nivel, algo muy distinto. FIN DEL PARÉNTESIS.

Con Origen ya no estamos hablando de una película como el concepto que se ha entendido hasta ahora, Origen es una experiencia que todo el mundo que haya visto una película en su vida debe vivir, debe ver la evolución y debe ver las maravillas que el séptimo arte puede brindar, porque [email protected], estábamos equivocados, no todo estaba inventado y Christopher Nolan lo ha demostrado.

También te puede interesar:   La Warner desvela la sinopsis oficial de 'Inception'

'Origen', mis sensaciones 8

Insisto, id a verla, debéis hacerlo. Sin prejuicios, sin recordar los tráilers y los pósters, sin creeros que sabéis de qué va la cosa. Abandonad los planes intrascendentes que tengáis este fin de semana y encontrad un par de horas para vivirlas (que es muy diferente de «pasarlas») en el cine. Ved Origen. Entrad en el universo de Nolan. Estad muy atentos y despejad la mente. «Empty your mind. Be water, my friend», que decía Bruce Lee.

También te puede interesar:   "El palacio de los vientos de Rosa M. Echeverría"

De todos modos esto no es suficiente. Origen es demasiado para las dos horas de metraje, ahí hay demasiada información y es imposible asimilarla toda. Es como si se te echara encima una alud, te ahogas; así que os recomiendo que volváis a verla dos, tres, cuatro o las veces que haga falta. Lo merece.

Origen es evolución pura y dura. Una absoluta maravilla. Al igual que Lost lo fue en el mundo de las series, Origen tiene mucha tela que cortar, hay que hablar apasionadamente de ella, comentarla, hacer hipótesis. Tanto si os gusta como si no podréis hacerlo y vais a hacerlo, sin duda.

Cuando termina la película uno sale del cine, deambula por la calle, mira a su alrededor y nota que algo ha cambiado, que todo se mueve y puede desmoronarse en cualquier momento para al final llegar a casa, sentarse en silencio y pensar sobre lo vivido, mirar al infinito y posiblemente quedarse con la imagen de una peonza que gira.

'Origen', mis sensaciones 9

Lo último...

Artículo anteriorEl año del tenis español
Artículo siguienteAsunto Maicon, ¿ahora sí?