Obras artíticas cobran vida

No os asustéis, ningún cuadro se ha echado a andar, se trata del primer festival de pintura corporal del mundo que se ha celebrado en un país asiático, en la isla Tailandesa de Samui. Las pinturas corporales se remontan a la antigüedad donde la gente se pintaba el cuerpo por motivos religiosos. No sé si el festival imponía como color base el azul pero parecen todos sacado de la película Avatar.

Esta disciplina es considerada un arte para muchas personas, el único fallo que le veo es que esas obras jamás serán eternas, debido a que tienes que encontrar a una persona sucia pero limpia, una antítesis en si misma. Sucia porque no se podría lavar en lo que le resta de vida, y limpia porque tendría que conseguir no ensuciarse ni que se le borrasen las pinturas. En definitiva se trata de un arte kleenex, de usar y tirar.

Ir arriba