‘Nowhere Boy’, cuando la leyenda es lo de menos

'Nowhere Boy', cuando la leyenda es lo de menos 7

Nowhere Boy es la historia de un adolescente afectado por una estructura familiar tortuosa, marcada por la pérdida y el desencuentro, con el padre permanentemente ausente y su tío (el padre en funciones) fallecido, sólo tiene a su tía que lo acepta sin comprenderlo y empieza a conocer a su problemática madre, que lo quiere pero cuya relación resulta tóxica para ambos. Es el lado más íntimo y dramático de un chico diferente y se sabía diferente, un alborotador por naturaleza que da tumbos por la vida convirtiendo la inestabilidad emocional en una personalidad descarada y fuerte que arrastra a los de su alrededor con su innegable carisma.

Que este chico sea John Lennon es prácticamente secundario porque la película no es un relato de la fundación de los Beattles ni un biopic para engrandecer su figura. De hecho, la expectativa del final anunciado supone una baza para profundizar en las raíces del personaje, encarnado en un Aaron Johnson que ni siquiera guarda parecido físico con el músico inglés, una decisión arriesgada pero efectiva que responde a la voluntad de distanciarse respecto al icono archifamoso para presentar a un personaje tan desconocido para el público como lo era Lennon en sus inicios.

'Nowhere Boy', cuando la leyenda es lo de menos 8

Nowhere Boy se hace interesante porque uno encuentra lo que no está buscando. Sorprendentemente, estamos ante una película sobre John Lennon que se resiste a hablar sobre John Lennon, que no quiere ni pronunciar el nombre de “The Beattles” y que tan solo de pasada muestra en un discreto cartel el con “The Quarrymen” -el primer grupo que fundó Lennon- escrito. Sam Taylor-Wood hace una película sobre el rock ‘n’ roll en su esencia elemental,  como  punto de encuentro para aquellos que veían un refugio en el sonido enérgico de la música y en el espíritu liberador de las letras; y es en el rock ‘n’ roll donde este Lennon primario encuentra una herramienta para volcar sus sentimientos y encontrar el equilibrio en su vida y en su relación caótica con dos madres tan distintas.

También te puede interesar:   Trece14ando muy pronto en las calles

Estamos ante una película que no resulta nada evidente porque la leyenda es lo de menos y se destapa como una oda al impacto de la música rock hilada entorno a uno de sus estandartes, minimizado para la ocasión a un joven cualquiera, como lo fuimos todos aquellos que un día nos dispusimos a escuchar un disco o a coger una guitarra por primera vez.

'Nowhere Boy', cuando la leyenda es lo de menos 9