Motorola StarTAC, una leyenda

Hace unos años atrás el Motorola StarTAC®, era uno de los más prestigiosos teléfonos móviles que todo el mundo llevaba. Cuando surgió impuso una moda y una tendencia. Aquel diminuto aparatito venía a sustituir a toda una gama de teléfonos «ladrillo» que la gente comenzaba a odiar. En el año 1996 Motorola anunciaba el mítico y diminuto teléfono con tan solo 88 gramos de peso.

«..Hay que ver de donde venimos para ver a donde vamos!..»

Una de las primeras versiones fue el StarTAC® 3000, que incorporaba una antena no fija y una pantalla con grandes números rojos. Este modelo eredaba la pantalla del anterior Tango 300 y otros similares.

0117.jpg

05.jpgLuego surgió el StarTAC® 7790 (y similares), que incorporaba un nuevo software, nueva pantalla y hasta nueva antena. Algunas mejoras en la carcasa también se hacían visibles. Este ya era mucho mejor al anterior y las personas tuvieron mucha aceptación con este modelo. La batería ya duraba mucho más tiempo (días). Este modelo ya era el típico del empresario, ya que era un teléfono caro y lucia muy bien en el cinto con su sujetador plástico. En esta época Nokia ya se hacia sentir con sus modelos sustitutos y hasta más baratos.

Con el 7790, también se había hecho muy popular un accesorio que se le adaptaba el: «Motorola StarTAC Clip-On«, que era una agenda electrónica que expandía las prestaciones del teléfono.

031.jpg

Durante el 2004 la compañía lanzó un modelo conmemorativo para los más nostálgicos que cuenta con una pantalla de 128×160 píxeles, con 262.000 de colores y 190 minutos de autonomía en conversación. (+)

04.JPG

Muchos de nosotros hemos tenido uno de los viejos StarTAC y sin duda no guardamos ningún tipo de rencor, ya que eran de los buenos. Fue un teléfono que se hizo respetar y no nos dejaba incomunicado. Así que aquí te contamos nuestro grato recuerdo.

Ir arriba