Los niños son el demonio

babyfarrow.jpg 

Hablando de cosas que dan miedo: una de cada cuatro mujeres en España es despedida de su trabajo al quedarse embarazada.

Solución de los políticos: universalización de las guarderías de 0 a 3 años. Y lo incluyen dentro de sus propuestas de Educación. Oh, sí, hay cantidad de cosas que puede (y debe) aprender un niño de… cero años. Todo sea por su futuro.

Reconozco que me estoy volviendo paranoico, como la protagonista de La semilla del diablo. Empiezo a ver sectas satánicas por todas partes, porfiando para llevarse a mis niños mientras duermo y convertirlos en líderes mundiales de su sector.

Otra referencia literaria para justificar este post: Un mundo feliz.

Reivindiquemos el derecho a la Incubación Universal y Gratuita. ¿Para qué perder nuestro tiempo productivo con embarazos y pañales?

¡Votemos al partido del Soma!

  • Ana Alvea

    Me parece injusto, alarmante, ¡ terrorífico! e inconsciente el despido de las mujeres por motivo de embarazo, y muy lejana esa pretendida conciliación de vida laboral y familiar. No es de extrañar que la mujer predomine en el sector público, libre de restricciones. Igualmente considero falsa la idea de que el padre o la madre sean menos productivos por tener familia, al contrario, pero se ve que el dinero manda por encima de la humanidad. Siento el matiz un poco panfletario de mi comentario.
    He leído los dos libros que mencionas, especialmente ” Un mundo feliz” me encantó, ese paraíso artificial y controlado, del que mejor escapar.

  • Reyes Caceres

    Pienso lo mismo que Ana. ¿Hasta cuando esta injusta situación? Todavía los intentos de desterrar el machismo son muy tímidos y a las mujeres nos cuesta un congo compatibilizar las cosas. Pero vale la pena seguir en la batalla. Si no nacen niños, veremos que pasa.

  • Elisa I. Mellado

    Sí, así es. Yo padecí ese síndrome de mujer-estorbo aún sin tener niños, sólo a la pregunta ¿Está Ud. casada…? ¿Tiene hijos…? Es aún más terrorífico escucharlo. De esto hace ya algunos años, muchos. Y aún sigue esa descriminación. Espero que a mi hija no le suceda lo mismo. ¿Qué sería de un país, por caso el nuestro, que las mujeres organizáramos una huelga durante unos años de no tener hijos? Podéis imaginaros la repercusión de tal propuesta.