Los aparcamientos no residenciales privados deberán disponer de cargadores para vehículos eléctricos en 2023

La implantación de puntos de recarga de vehículos eléctricos en grandes aparcamientos es clave para impulsar el transporte sostenible en España. La persistente escasez de cargadores públicos supone un escollo para los usuarios de vehículos eléctricos, que encuentran en los aparcamientos de centros comerciales, hoteles, hospitales, zonas de ocio o centros de trabajo las soluciones que necesitan para sacar el máximo partido a sus vehículos eléctricos.

“Conducimos una media de 40 kilómetros diarios, principalmente para ir a trabajar, a comprar o por ocio, lo que implica que la mayor parte del tiempo nuestro vehículo está en casa o en nuestro destino. Por ello, es esencial contar con puntos de carga en ambos lugares”, explica Henrik Bergman, director regional de Charge Amps para España y Portugal. “El 80% de las cargas de vehículos eléctricos se realizan en casa, en el centro de trabajo o en el destino”.

Puntos de carga obligatorios en grandes aparcamientos en 2023

El Real Decreto 29/2021, aprobado a finales de 2021, establece la obligación de instalar un punto de recarga por cada 40 plazas de aparcamiento en todos los aparcamientos privados no residenciales de más de 20 plazas. Además, deberá existir un punto de recarga adicional por cada 40 plazas disponibles, es decir, los aparcamientos de más de 40 vehículos tendrán dos cargadores, los de más de 80 vehículos tendrán tres, y así sucesivamente. Los aparcamientos de más de 1.000 plazas por cada 100 plazas también incorporarán puntos de recarga.

La lista de aparcamientos que deberán adaptar sus zonas de aparcamiento a la nueva normativa antes del 1 de enero de 2023 incluye aparcamientos privados de pago, centros de trabajo, fábricas y oficinas, supermercados y centros comerciales, hoteles y restaurantes, hospitales y otros centros sanitarios, centros educativos , como universidades o colegios, y centros de recreación y esparcimiento.

Momento clave para elegir e instalar la solución adecuada

En los próximos meses muchas infraestructuras deberán actualizarse para adaptarse a la normativa. Seleccionar correctamente el momento para realizar la instalación y escoger la solución adecuada pueden aportar una ventaja competitiva de cara a la segunda mitad del año.

“Los hoteles, restaurantes y otras áreas del sector servicios que dispongan de puntos de carga antes del periodo estival, cuando aumentan los visitantes, conseguirán destacar ante la competencia. Se prevé que la llegada de turistas por carretera llegue a cifras prepandémicas, y ofrecerles instalaciones preparadas para recibirles con sus vehículos eléctricos es clave para asegurar una buena experiencia de los clientes”, apunta Henrik Bergman desde Charge Amps. “Por otro lado, las vacaciones también suponen una reducción en el número de trabajadores desplazándose, facilitando a las empresas la instalación de los cargadores en los centros de trabajo o zonas industriales. De la misma forma, es un buen momento para actualizar los aparcamientos en los centros educativos”,

Seleccionar correctamente la estación de carga que se instalará es clave para asegurar la eficiencia, usabilidad y funcionalidad de la infraestructura. Las soluciones de carga de Charge Amps se presentan como la alternativa adecuada a las características de los grandes aparcamientos. Los cargadores destacan por su alta capacidad, que se adapta a las necesidades en cada instalación, ofreciendo durabilidad y resistencia contra golpes o elementos como el agua y el polvo. Se trata de dispositivos de fácil manejo, sin pantallas ni botones, lo que evita posibles malos usos. Charge Amps ofrece soluciones económicas, a largo plazo gracias a su fabricación de alta calidad y mejora continua de su software, y con un diseño icónico.

El sistema de gestión de carga versátil facilita la instalación, gestión y ampliación de la infraestructura, permitiendo un uso eficiente y automatizado de la electricidad disponible para maximizar el ahorro. También es posible realizar integraciones con sistemas externos para gestionar la instalación de forma centralizada y accesible desde cualquier lugar con tal de aprovechar posibles sinergias operativas y de negocio para el gestor del aparcamiento.

Ir arriba