Literatura y tecnología

En las visitas a la biblioteca de mi pueblo, he visto que hay cada vez más “luisterboeken” (libros para escuchar). Son Dvd´s que contienen la lectura de un libro completo. Hasta ahora son obras de autores holandeses, pero quién sabe si en el futuro también se incluirán autores extranjeros. Por curiosidad me llevé Mi Libertad de Ayaan Hirsi Ali. La escritora hace un recuento de su vida en Somalia, dentro de un clan familiar musulmán; la actividad del padre, disidente político, le abre las puertas de la cárcel. La familia huye a Saudi Arabia, Etiopía y Kenia. Finalmente, Ayaan ingresa a Holanda como asilada, rompe los lazos familiares y empieza su vida en el occidente en libertad; estudia politicología en la Universidad de Leiden y llega a ser un renombrado miembro del Parlamento Holandés. Lo interesante del libro es la crítica aguda de la autora en el mundo y costumbres de los fundamentalistas musulmanes, el desarraigo de su religión; convirtiéndose, luego del ataque del 11 de setiembre, en fervientre luchadora contra el Corán, que oprime y mantiene en estado de ignorancia y sumisión a las mujeres. Es feminista y sus opiniones son controvertidas.

Me dieron seis Dvd´s, de una hora cada uno, que los escuché en el curso de una semana, mientras pintaba un cuadro y hacía la limpieza de la casa. Al escuchar la voz suave de Ayaan Hirsi Ali me dio la impresión de recibir un mensaje personal; a la vez que me dejaba las manos libres para hacer otra cosa. Algo así como matar dos pájaros de un tiro. Estos Dvd´s son usados por personas que tienen muy mala visión o dificultad con las letras pequeñas; por enfermos hospitalizados, por ciegos, disléxicos, por automovilistas durante un largo viaje y por aquéllos que no les gusta leer. Para los niños, es ideal cuando piden que les lean un cuento antes de irse a dormir La ventaja es que no cansa la vista y es más relajante que sostener un libro entre las manos.

El avance de la tecnología está modificando el mundo literario. En el año 2007, entre las novelas mejor vendidas en Japón, figuran cinco escritas en los teléfonos celulares. Las escritoras–casi siempre mujeres–son tan expertas con sus dedos que no sólo envían mensajes, sino que escriben novelas completas. En este nuevo género, las frases son cortas, las descripciones, escasas; los personajes casi no evolucionan y abundan los diálogos. A los lectores, jóvenes y colegiales–según una de las novelistas–no les agrada leer libros de verdaderos escritores, porque las frases son difíciles de entender, algunas expresiones son extensas y contienen palabras y referencias desconocidas.

La novela más popular del año pasado fue Koizora, traducida como Cielo de Amor, escrita por una tal Mika (las escritoras usan sólo un apelativo). Relata las aventuras de una muchacha y un amor imposible, para empezar. Prosigue una violación, un aborto y una enfermedad mortal; pero la heroína vence todas las dificultades. Koizora fue leída por 20 millones de personas en sus celulares y en la computadora; una vez editada en papel, rompió el récord de ventas y ya está siendo filmada.

  • Isabel Mallen

    No me he tropezado nunca con libros para escuchar en las librerias que frecuento, y eso que me paseo bastante por ellas. Pero si me compré hace tiempo para escuchar los poemas de Mario Benedeti que con su voz suenan maravillosos.

  • Ismael M. B.

    Estoy impresionado con el asunto de las novelas para móviles, no tenía ni idea de que tal cosa ya existía, ¡y con semejante éxito!
    Está claro que en Japón van unos cuantos lustros por delante de nosotros. El problema es: ¿van en la dirección adecuada? ¿Cuál será el resultado de la nueva “cultura del móvil”? Produce escalofríos…

  • Ismael, a mí me parece que muchos adolescentes atraviesan por una etapa difícil en que se rebelan contra todo, es en esta etapa también que rechazan los libros. Ahora, esta nueva cultura de los celulares sólo se extenderá, me temo, con la velocidad del avance en la tecnología. Ya existe también un aparato para leer los periódicos.

  • Elisa I. Mellado

    Me sumo a los anteriores comentarios, desconocía ese sistema de utilizar el móvil. En cuanto a los Dvd el primero y el único que he escuchado es el que se adjunta al libro de Jorge Bucay “Cuentos para pensar”. Para estar haciendo las tareas es fenomenal escuchar una novela en vez de la radio. De todas formas, me gusta tener un libro entre las manos.

  • Yo no sé si podría oír una novela mientras hago otras cosas. Me parece que perdería concentración y que no me enteraría de muchas cosas. No sé… Quizá haya que probarlo. De todas formas, lo de escribir en el móvil es muy interesante. Te debe de quedar el pulgar muerto.

  • Yo me estoy aficionando a los libros de literatura infantil leídos, pero solo los he encontrado en Reino Unido. A los libros en papel les acompaña un CD, y suele ser un actor famoso quién lee el texto. Es un buen metodo para aprender cómo se pronuncian las palabras.

    Por otro lado, mi hermana graba a su chico leyendo y así crean su propio libro leído.

    La literatura leída puede ser muy útil.

  • Estoy encantada con tanto adelanto tecnológico. De hecho yo me apunto rápidamente a todo lo nuevo que me sea útil, pero leer….no sé qué haría yo sin un libro entre las manos para poder quedarme dormida. Y otra cosa,… mi colección de marcadores, ¿para qué me servirían? En fin, que sí, que yo todo eso del móvil “novelero” está muy bien, pero eso no es leer…un libro. Me apunto a la supervivencia del libro.

  • Meyer

    Me parece muy interesante este nuevo metodo para podere “leer” desde mi punto de vista creo ke va a ser muy util para akellos ke lo sepan aprovechar.

  • Marissa Tamayo

    Para los lectores recientes, les digo que en inglés ya se pueden conseguir estos libros, se llaman Listen DVD.