Las imágenes de las películas siempre me han recordado a esas grandes o pequeñas “viñetas”, que nos hacen retirar por unos momentos la vista del libro que estamos leyendo, para poder imaginar y visualizar escenas, caras de los personajes etc…

Hace algunos días me maravillaron dos películas de un director francés, Jean Vigo, que había dirigido, basándose en el mito griego de L’ Atalante y A propósito de Niza. Me entusiasmó ver cómo en ésta última desfilan, se hacen presentes -se les reconocen y encuadran, como en un libro- una serie de personas, sucesos, acontecimientos. Todo tiene un orden: presentación, nudo y desenlace.

Jean Vigo, era director, narrador, poeta de los gestos más humanos, que consiguen mirar/leer las imágenes, saborear y ordenar los personajes con sus situaciones/acciones; y por último el final: abierto/cerrado, pero sobre todo transformador.  Me gusta su energía.

También te puede interesar:   Lips canta en español
  • Isabel Mallen

    ¡Qué sabroso post Rosa! escueto e intenso.Enhorabuena.

  • Elisa I. Mellado

    Me he alegrado mucho verte por aquí. Has sabido resumir muy bien la película que viste el otro día.Laspalabras son las justas para describirla. Felicidades.