La película ‘007 Goldeneye’cumple 15 años junto al Aston Martin DB5, el coche más icónico de todos los tiempos

El 22 de diciembre de 1995 fue la fecha escogida para la primera aparición en España de Pierce Brosnan encarnando al espía 007 bajo el título de Goldeneye, película producida por EON Productions. El coche elegido por el espía más famoso del mundo para esta nueva entrega fue Aston Martin DB5, considerado el coche más icónico de todos los tiempos, y con un gran recorrido en la gran pantalla.

La película ‘007 Goldeneye’cumple 15 años junto al Aston Martin DB5, el coche más icónico de todos los tiempos 1

En Goldeneye, Bond conduce su DB5 por un puerto de montaña en una persecución a la letal espía soviética Xenia Onatopp, representada por la actriz Famke Janssen. Una carrera espectacular en donde el espía británico pone a prueba el motor de su DB5, que fue el primer modelo de carretera de Aston Martin que incluía un impulsor de 4 litros con 6 cilindros en línea, capaz de ofrecer 282 cv.

Esta era la primera escena que protagonizaba Pierce Brosnan a los mandos del coche, pero para esa fecha, Aston Martin DB5 ya estaba convertido en uno de los iconos del cine.

Un clásico de la gran pantalla

La primera aparición de DB5 en la gran pantalla fue en 1964 con la película Goldfinger, protagonizada por Sean Connery. Este modelo albergaba numerosas sorpresas, desde ametralladoras camufladas y blindaje a prueba de balas, hasta radar, matrículas giratorias, generador de humo, chorros de aceite y un asiento eyectable. Era el coche perfecto para un espía, que cautivó a los aficionados al cine y del mundo del motor y le convirtió en un icono.

Después de Goldfinger, Aston Martin DB5 se convirtió en el coche de referencia de James Bond y también apareció –además de en Goldeneye- en las películas Operación Trueno, El mañana nunca muere, CasinoRoyal, Skyfall y Spectre.

También te puede interesar:   Tik Tok le devolvió a la Generacion Z la cultura pop de los 80 y 90

Después de la fama de Aston Martin DB5 que su imagen ha sido utilizado para infinidad de productos. Incluso, LEGO lanzó un modelo de Aston Martin DB5 Goldfinger (a la venta en su página web) dentro de su colección CreatorExperts, que reproduce a la perfección el coche que aparece en la película.

Una pieza de coleccionista

En julio de 2018 se puso a subasta uno de los tres modelos de DB5 que EON Productions usó para filmar Goldeneye. La puja, que se desarrolló en el Festival de Velocidad de Goodwood, superó todas las expectativas al alcanzar los 2,6 millones de dólares que pagó el Museo del Espía de Nueva York para hacerse con él.

Su aparición en la película, y su utilización como vehículo promocional, tanto para la película como para la propia marca, sirvieron para que su valor como pieza de coleccionista se disparara y hoy en día sigue siendo la pieza más cara relacionada con la franquicia de películas 007.

Este ejemplar de Astón Martin DB5 Goldfinger está expuesto en la zona dedicada a James Bond en el SPYSCAPE, que incluso ofrece a sus fanáticos la posibilidad de darse una vuelta en el emblemático vehículo.

Artículo anteriorPayoneer se unió al programa Despega de Amazon para apoyar pymes y emprendedores a mejorar su negocio internacional
Artículo siguienteProductos interesantes para el hogar para regalar estas navidades