La estafa gorda del 3D

La estafa gorda del 3D 9

Con Furia de Titanes llega la primera estafa monumental del fenómeno 3D y probablemente sea la primera de muchas. Independientemente de la película, el formato 3D  sólo se nota en los títulos de crédito finales y, para más inri, el film por culpa del 3D se ve más oscuro, hasta el punto de verse mal. Y eso que la entrada cuesta un pastizal. Es lo que pasa cuando una película no está pensada para el 3D y se le aplica una conversión con el objetivo de recaudar más gracias a cobrar una entrada más cara, hay que joderse. Así que ya de entrada os recomiendo que si la queréis ver, no dudéis ni medio segundo en ir al 2D.

Dicho esto vamos a la película en sí, que tampoco es para tirar cohetes. Louis Leterrier intenta, con poca fortuna, cambiar el enfoque de la historia y enfatizar el poder y autonomía de los humanos frente a los dioses, en vez de recrear de nuevo el dominio casi titiritero que los dioses ejercen sobre los hombres.

Lo que a priori es una idea inteligente falla porque no está nada bien desenvolupada, porque no hay una descripción y una evolución progresiva del protagonista, Perseo. Su conversión de paleto a leyenda avanza a patadas, sin matices, y todo lo que le rodea sucede con demasiada facilidad porque recibe constantes ayudas que le privan de la épica individual y del coraje que se supone que debe desarrollar.

La estafa gorda del 3D 10No digáis que no es una monada ^^

Leterrier no sabe aprovechar su tiempo, la película está llena de minutos completamente vacíos que enganchan las escenas de acción con poca eficacia y sin nada de ritmo, culpa de un guión descuidado que se sustenta sobre la titilitante premisa «eh, que Perseo es un semidiós», lo que atenta contra el espectador que quiera ver una historia y no un cómputo de efectos especiales y bichos raros.

Creo que Furia de Titanes adolece de ser un remake porque echa demasiado la vista atrás. A pesar de la modernidad de los medios actuales, el conjunto narrativo se percibe arcaico, caído en el figurativismo más básico y tristemente acentuado por una chocante sobreactuación por parte de todos los actores menos Sam Worthington, simplemente porque parece que ni siquiera sabe lo que está haciendo allí.

La estafa gorda del 3D 11

Hay un abuso enfoques y travellings panorámicos al estilo del Señor de los Anillos, en un intento de darle una magnitud titánica a una película que no pasa de digno relato de aventuras.

Furia de Titanes sirve para pasar el rato si uno deja la mente en blanco y se deja llevar. Los combates están bien, los monstruos y los efectos especiales muy currados, el Kraken es la leche (lástima que dure 10 minutos) y Gemma Arterton se oficializa como pivonazo. Menos es nada.

La estafa gorda del 3D 12
Esta cara se le queda a uno ante la estafa de la película en 3D
Ir arriba