IFR Aspid y Ford GT, superdeportivos en la Fira Expro/Reus 2008 (I)

Creo que el único motivo por el que valió la pena asistir a la Fira Expro/Reus 2008 fueron las maravillas que había dentro de los pabellones. Aston Martin, Ferrari, Bentley y Maserati también asistieron en el evento, pero los bólidos del título de esta entrada merecen estar por delante. Con todos vosotros, el IFR Aspid y un Ford GT dispuestos a dejaros atónitos durante un buen rato.

IFR Aspid y Ford GT, sesión de sueños

Un biplaza made in Reus (Tarragona) junto a un superdeportivo americano del que se han fabricado poco más de 4.000 unidades. IFR, cuyo fundador es Ignacio Fernández Rodriguez, es una marca de Reus que lanza un modelo rompedor: el Aspid. No es gordo y pesado como su compañero el Ford GT: el Aspid pesa 700 kilos y acelera de 0 a 100 km/h en 2’8 segundos. Casi como un Bugatti Veyron.

IFR Aspid: de 0 a 100 en 2,8 segundos

Esta marca la consigue gracias a la enorme reducción de peso (toda la carrocería está fabricada de fibra de carbono y el chasis es de aluminio, consiguiendo un peso final de 700 kilos), a la ubicación de los amortiguadores y a los motores que puede montar. Hay dos disponibles, ambos de 2.0 litros. Uno es atmosférico y tiene 270 CV y otro, con compresor, alcanza los 400 caballos. Éste último es el que consigue que acelere en un abrir y cerrar de ojos hasta los 100 km/h.

Casi como un Veyron

Cifras, cifras y cifras. Pero es en la práctica donde el Aspid es en la carretera. Los amortiguadores fuera de la carrocería y el doble disco de freno delantero (patentado por IFR) hacen del Aspid un coche exclusivo. Y aunque esto tenga un precio (95.000 euros), en Agosto ya se habían realizado 100 pedidos.

<Sin título>

Vamos ahora con el Ford GT. Sólo 4.038 unidades han salido de la fábrica de Ford que producía este coche en América.

Ford GT en la Fira Expro/Reus 2008

Cuando uno llega allí y echa un vistazo rápido al stand entra en un estado de shock: Ver el IFR Aspid era de esperar dentro de lo que cabe, pues se fabrica en la misma ciudad donde se celebraba la Fira; pero ver un Ford GT, de los cuales dudo que haya más de 10 en España es algo que no se olvida.

550 caballos de pura potencia

El motor encargado de dar vida a esta joya, situado en la parte trasera del coche, es un 5.4 V8 con 550 caballos de potencia. Son 678 Nm los que animan al Ford GT para que alcance los 330 kilómetros por hora. Datos realmente buenos teniendo en cuenta que el peso final es de 1.580 kilos.

<Sin título>

Conclusiones: Al ser dos coches deportivos que no están al alcance de todos dejan atónitos en todo momento. Bólidos impactantes que dejan con un muy buen sabor de boca a cualquier persona que los vea.

IFR Aspid y Ford GT

Fotos: Castro.

Ir arriba