«Eyes Wide Shut», simplificando la complejidad.

Potrtada Blueray Eyes Wide Shut

Para llegar a las conclusiones expuestas en este análisis, tomamos como punto de partida el libro en el que se basa el film, Relato Soñado, del dramaturgo austríaco Arthur Schnitler, autor  muy interesado en las teorías del psicoanálisis de Sigmund Freud. Ambos (Schnitler y Freud), llegaron a conocerse personalmente, siendo el propio Freud, el que más tarde dijera, que lo veía  como a su doble, aunque en versión literaria. Freud es la clave para la interpretación que da sentido a  Relato Soñado, del mismo modo que Relato Soñado es la clave para la interpretación de Eyes Wide Shut, (Stanley Kubrick, 1999).

El libro nos narra  la complejidad de la relación en pareja, sumado a las fantasías incontrolables, un tema que realmente preocupaba a Kubrick al ser un hombre que valoraba la unión familiar sobre todo lo demás, un dato revelador que explica la mujer del fallecido director, Christiane, en el documental Stanley Kubrick: Una vida en imágenes (Stanley Kubrick: A life in Pictures, 2002). La adaptación que realizó el propio Kubrick junto al guionista Frederic Raphael, difiere notablemente sobre el libro; mientras el relato se ambientaba en la Viena de principios de siglo XX, ambos deciden trasladar la narración al New York de finales. Además,ambos  añadieron el personaje de  Victor Ziegler (Sydney Polack) que en el libro no se menciona.

Kubrick, repite a lo largo del film, una serie de simbolismos que debemos tener en cuenta para descifrar algunos de los mensajes que nos intenta transmitir. El primero de ellos es  el uso de las máscaras, sean reales o metafóricas, son relacionadas durante todo el film al personaje de Bill  (Tom Cruise), que  esconde su vulnerabilidad  hacia los demás o para que no vean el otro yo, que no desea que conozcan. Tampoco es casualidad que el film transcurra en navidades, algo aparentemente insustancial en una primera lectura, pero de gran peso en el significado global de la película, ya que en esas fechas tan indicadas es cuando más utilizamos la máscara de la bondad, abandonando por unos días la vanidad y transformándolo por generosidad.

Nos encontramos también el recurso de la utilización de los espejos, en el film, muy ligado a la figura de Alice (Nicole Kidman). El espejo, enseña el reflejo que proyecta nuestra imagen, nuestra auténtica identidad, una idea utilizada hasta la saciedad en el cine,  un concepto que ya tenemos interiorizado a la hora de ver un film, ya que inconscientemente, cuando vemos a un protagonista contemplándose frente a un espejo, sabemos que ese personaje se está haciendo preguntas a sí mismo, preguntas mayoritariamente existenciales, así que intuimos que el personaje está en crisis, un detalle que el director reforzará durante el primer tercio del film

La utilización de los colores nos ofrece información adicional sobre la  personalidad de los personajes (el color simbólico), o del estado de ánimo en el que se encuentran (el color psicológico), a través de los tonos de su vestimenta o de los colores que inundaban los lugares en el que se encontraban. Cada color produce un efecto anímico diferente. Mientras los colores fríos (verde, azul, violeta) relajan, los cálidos (rojos, naranjas, amarillo) exaltan, este tema es de gran interés e intentaremos profundizar más en próximas entradas. En Eyes Wide Shut , la interpretación de los colores es fundamental para una mejor comprensión de la narración. A partir de la discusión sobre los celos que tienen la pareja protagonista en la cama, todo lo que transcurre a continuación, lo vemos a través de los ojos de Bill y los colores nos ayuda a comprender el estado anímico en el que encuentra en cada momento. Esos colores podríamos interpretarlos de la siguiente manera:

Fotograma arco irisEl rojo: Representa la tentación y el sexo,  Bill mantiene una estrecha relación con este color, el amarillo:  color de la traición y se relaciona principalmente con Alice (siempre visto desde el punto de vista de Bill, que es quien nos guía a lo largo de la película, y casi todo lo que ocurre lo vemos bajo su perspectiva), el azul: color del peligro, del miedo, la incertidumbre y del no saber qué puede pasar. La mezcla de estos tres colores primarios, da lugar a otros colores secundarios: Naranja, (rojo + amarillo)= sexo y traición; el verde (azul + amarillo)= miedo y traición; el violeta (rojo + azul)= sexo y peligro y por último, si le unimos el Añil, forman los siete colores del arco iris. En algunos libros sobre cultura popular tradicional, se  afirma que aquel que pasa por debajo del arco iris se transforma en un ser del otro sexo. Si aplicamos este concepto a la narración del  film, descubrimos que el personaje de Bill necesita seguir el arco iris para lograr comprender la tentacion de su mujer, pero para ello tendrá que realizar un viaje iniciático, como si  un personaje de algún film de Antonioni se tratara, denominados caminantes, que no eran más que personajes que andaban por las calles buscando respuestas en su entorno.

fotograma nicoleVamos a analizar dos fotogramas de diferentes secuencias, para comprender mejor lo anteriormente explicado:

-El fotograma situado a la izquierda, pertenece al momento en que Alice le explica a Bill, que pensó en abandonarlo por una persona que ni siquiera conocía. Observamos que la actriz está enmarcada tras un fondo azulado, que antes habíamos mencionado que representa el color del peligro, del miedo e incertidumbre y a su vez el color amarillento pastel ilumina el entorno representando la traición, siempre visto bajo la visión del personaje interpretado por Cruise.

Fotograma puerta roja-En este segundo fotograma nos encontramos a Bill hablando con una chica que le invita a entrar a su casa y resulta ser una prostituta. El color de la puerta de entrada es roja, anteriormente habíamos comentado que lo relacionamos con la tentación y el sexo. Por cierto, ¿recordais de que color tenía el vestido la prostituta?, la respuesta es violeta , la suma del rojo y el azul.

Kubrick   utiliza la ambigüedad entre la realidad y lo onírico para expresarnos  la evolución mental que el personaje protagonista hace ante situaciones aparentemente reales y de esta manera comprendamos la confusión en la que se encuentra. Existe un momento clave en el que se inicia la narración bajo este punto de  vista y es  en el momento en el que entra en la habitación donde se encuentra Marion (la hija de uno de los pacientes de Bill, que acaba de fallecer). Kubrick nos da una pista de cuando se inicia esa “ensoñación”: –Es tan irreal… Marion le dice a Bill, mientras el tic-tac de un reloj suena de fondo y que no volveremos a oír hasta casi al final del film (en la habitación de Ziegler ,el amigo que le advierte de los peligros que corre mientras  juega al billar).

La famosa secuencia de la orgía en la mansión, tiene un gran significado en el relato: la de enseñarnos las tentaciones sexuales que existen fuera del matrimonio. Es como concentrar en un mismo punto, todas las fantasías que la lujuria puede tentar al personaje de Bill y que se oculta detrás de una máscara

Por último, uno de los momentos más reveladores del film, se encuentra en la escena en la que Bill encuentra la máscara que había perdido, depositada en la almohada junto a su esposa. Si observamos la escena con detalle, Alice en ningún momento mira dicha máscara, ya que es un concepto que se encuentra en el subconsciente de Bill, siendo ese preciso instante, cuando Bill descubre que ha estado oculto tras máscaras para no enseñar carencias a su mujer, algo que Alice le estaba agotando.

Freud  establecía que las frustraciones y los deseos reprimidos, se grababan en el subconsciente y que, en origen, nacían de la represión sexual, siendo la sexualidad el aspecto más importante en el desarrollo de la personalidad. No es casualidad que la última palabra que se escucha en el film de Alice hacia Bill sea “Follar”.

 

Ir arriba