En este impresionante estadio tendrá lugar la ceremonia inaugural y el cierre de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. Es conocido también como «estadio-nido de Pekín» debido a su particular diseño que recuerda al nido de un pájaro, que han diseñado los arquitectos suizos Herzog &DeMeuron especialmente para este acontecimiento.

Está fabricado con mallas enredadas de nido metálico y un almohadillado aleatorio de etiltetrafluoretileno, trenza de acero sobre las gradas. Es un auténtico desafío estético y visual, una obra de arte que te atrapa a primera vista. Tiene capacidad para 100.000 personas.

Será la sede de las competiciones de fútbol y atletismo.

También te puede interesar:   La superficie es mala para los dos