El lavado de cara del Ford S-Max, presentado

ACTUALIZADO 15/12/2009: Nueva información y más imágenes. Al Ford S-Max le tocaba ya una renovación: salió al mercado en 2006, y la firma inglesa empezó a trabajar en el facelift a principios de verano de este mismo año. Hoy Ford ha publicado las primeras fotos de su nuevo S-Max, que adopta un estilo similar al del nuevo C-Max que mejora el resultado en general.

El facelift del Ford S-Max trae nuevos elementos, como los LED diurnos

El frontal del actual S-Max era, si no el que más, uno de los más bonitos del mercado. Con este facelift, el monovolumen se acerca más al estilo que Ford plasmó en el nuevo C-Max. El resultado es un frontal bastante recargado, que mantiene los faros y la rejilla superior pero recibe la calandra del C-Max, que ocupa mucho espacio, e incorpora los LED diurnos donde antes había una simple entrada de aire.

El perfil es casi idéntico al actual, así que mejor pasamos a la parte posterior, que es donde Ford ha dado en el clavo. La trasera se ha renovado casi por completo: tanto el portón como los faros son nuevos. Los pilotos tienen una forma similar a la del concept-car Iosis-Max, que pudimos ver en Barcelona.

La parte posterior mejora mucho con la renovación

A quien no le hayan convencido los LED diurnos que monta la unidad de las fotos, no debe preocuparse: solamente serán de serie en los acabados superiores. Elementos como el nuevo techo panorámico o un sistema de detección de vehículos en ángulo muerto formarán parte de la lista de equipamiento del nuevo S-Max.

La renovación del Ford S-Max se ha presentado junto a la del otro monovolumen de la marca, el Galaxy. Ambos compartirán interior y motores. El habitáculo del S-Max tendrá un aspecto más deportivo, con la consola central en un tono oscuro y una banda cromada que recorre el salpicadero desde el centro hasta la puerta del acompañante. Los asientos, deportivos como opción, podrán equiparse con tapicería de cuero negro.

El interior del nuevo Ford S-Max tiene un aspecto moderno y desenfadado

Pero la renovación de verdad está en los motores. Si bien la nueva gama de mecánicas Ecoboost la estrenó el C-Max con el 1.6, sus dos hermanos mayores nos traerán los 2.0 en sustitución del 2.3 montado hasta ahora. Este 2.0 Ecoboost, denominado SCTi, tendrá una potencia de 203 caballos (frente los 161 del 2.3) y un par motor de 300Nm. Acelerará de 0 a 100 km/h, en el caso del S-Max, en 8 segundos y medio, hasta llegar a una punta de 221 km/h. El consumo medio será de 8’1 litros por cada 100 kilómetros recorridos. Si finalmente se añade el acabdo Titanium S a la gama, el nuevo Ford S-Max probablemente incluya el 2.5T de 220 caballos, un motor Volvo que Ford monta en su Focus ST.

En el campo de los diésel, la gama estará compuesta por tres motores 2.0 TDCi, con variantes de 115, 140 y 163 caballos, y posiblemente el nuevo 2.2 TDCi de 175 caballos que también monta el Mondeo.

Y aquí llega el gordo de Navidad: tanto el 2.0 SCTi Ecoboost como el 2.0 TDCi ofrecerán una nueva transmisión alternativa a la manual de 6 velocidades, de serie en el Ecoboost y como opción en el TDCi. Se trata de la caja de cambios de doble embrague de Ford, denominado PowerShift y que en un futuro también montará el Ford Fiesta.

Vía: Netcarshow

GALERÍA DE FOTOS

FORD S-MAX 2011

Ford S-Max 2011 Ford S-Max 2011 Ford S-Max 2011

Ford S-Max 2011 Ford S-Max 2011 Ford S-Max 2011

Ir arriba