Si hay algo en lo que están de acuerdo prácticamente todas las asociaciones de consumidores y economistas es que la competencia favorece al consumidor. Un hecho que se ha incrementado todavía más con internet, ya que la posibilidad de comparar fácilmente decenas de empresas en un par de minutos se ha vuelto una realidad.

Hasta el año 2000, los consumidores que querían comparar préstamos tenían que ir de aquí para allá visitando oficinas y entidades bancarias. Llegado el momento de contratar, ya existían algunas opciones de contratación telefónica, que eran bastante cómodas, pero carecían de la claridad del texto. Al fin y al cabo, demostrar lo que está escrito es muy sencillo, mientras que con las contrataciones telefónicas la posibilidad de grabar las conversaciones, al menos por parte del consumidor, suele ser algo más complicada. Además, en lo que se refiere a los servicios financieros, los números y las cuentas siempre son más ilustrativos por escrito. Así que, en cuanto se generalizó, internet se convirtió rápidamente en la opción preferida de los usuarios que querían evitar los desplazamientos a las oficinas, para informarse y contratar prácticamente cualquier tipo de servicio financiero.

Inicialmente, Google era el lugar para todo tipo de búsquedas, pero ahora, existen comparadores especializados. En el caso de los préstamos online, uno de los más destacados es Matchbanker.es. En su web puedes comparar de un vistazo las condiciones más importantes de ocho préstamos online ofrecidos por diferentes entidades. Desde las cantidades máximas y mínimas, hasta los plazos en los que se puede disponer del dinero, pasando por el intervalo de intereses que ofrecen.

También te puede interesar:   Amazon.es lanza su tienda para mascotas con 200.000 productos de más de 850 marcas

Además, tienes la opción de ir a las webs oficiales de las entidades financieras con un solo clic. Al hacerlo, te aseguras ir a webs de entidades seguras con un buen comportamiento respecto a los usuarios. Usar los servicios de Matchbanker es absolutamente gratuito. No adquieres ningún compromiso respecto a las otras entidades financieras y toda la información hacia la web viaja encriptada mediante la tecnología TSL.

En este portal encontrarás diferentes tipos de prestamistas, desde aquellos que aceptan préstamos con ASNEF y casi sin requisitos, hasta entidades un poco más exigentes, pero que ofrecen unos intereses más bajos. Para tomar la decisión de qué préstamo o entidad es la más conveniente para ti, puedes responder a preguntas como:

  1. ¿Cuánto dinero necesito?
  2. ¿Cuánto tiempo quiero tener ese dinero?
  3. ¿Cuánto puedo esperar hasta que me concedan el préstamo?

Como verás, cuando compares las condiciones, esperar un par de días a tener una respuesta puede suponer un importante abaratamiento del préstamo, ya que los servicios urgentes hay que pagarlos. De la misma manera, cuantos más requisitos estés dispuesto a cumplir, por lo general, más barato te resultará el préstamo.

Afortunadamente el mercado ofrece posibilidades para todos los gustos. Desde los préstamos más urgentes y algo más caros, hasta los préstamos más competitivos, pero con requisitos un poco más duros. Lo importante, es conocer estas posibilidades para tomar una decisión adecuada a la situación de cada uno.