Desafíos extremos con neumáticos Dunlop

The 7th Chamber es una agencia de publicidad establecida en Londres y Nueva York, que ha hecho campañas de marketing como la del Volvo S60 (una persona ciega dibujaba lo que creía que era el S60 a base de tocarlo) o la de los Transformers de Chevrolet. Esta vez nos traen una campaña para Dunlop en la que muestran, a partir de una serie de desafíos, el agarre y la maniobrabilidad de los neumáticos.

Desafíos extremos con neumáticos Dunlop 7

El primer desafío, realizado juntamente con los chicos de Fifth Gear, consistía en romper un récord del mundo: el loop más largo con un coche. El coche en cuestión era un Toyota Aygo modificado y equipado con neumáticos Dunlop y llantas de acero. Lo conducía Steve Truglia, un ex-piloto del Servicio Aéreo Especial británico.

Para hacer el loop, Steve tenía que entrar a una velocidad de 37 mph, unos 60 km/h, pero antes de entrar en el bucle frenó un poco. ¿Y por qué un piloto de avión tiene que conducir un Aygo? Porque entrar a 60 km/h en un loop supone unas fuerzas G que sólo los pilotos del SAS están acostumbrados a soportar. Aquí tenéis un vídeo donde Steve explica las diferentes situaciones que ha protagonizado.

Desafíos extremos con neumáticos Dunlop 8

El segundo desafío sirvió para publicitar los neumáticos Dunlop Street Response. Tres especialistas en conducción, con tres Citroën C1, condujeron por dentro de un parking de tres pisos a máxima velocidad… marcha atrás. Se encontraron con saltos, giros bruscos, trompos de 180º… Todo para demostrar la maniobrabilidad de los neumáticos y la rápida respuesta de éstos en situaciones peligrosas (de ahí su nombre).

Vía: Dunlop / The 7th Chamber.

Ir arriba