De un Lada a un Ford Mustang: historia de un mal cambio radical

En el mundo del automóvil, el tema de las réplicas tiene más detractores que admiradores. Muchas veces, imitar un coche a la perfección es imposible, y el resultado final acaba siendo totalmente desproporcionado. Desde EnglishRussia nos llegan imágenes de una transformación no apta para sensibles. Unos chicos ucranianos han transformado un mediocre Lada compacto y le han dado el aspecto de un Ford Mustang.

De un Lada a un Ford Mustang: historia de un mal cambio radical 17

En el frontal, los faros de serie se han cambiado por unos circulares y se han añadido dos bombillas más en la rejilla. Capó y paragolpes también son totalmente nuevos, con una estética similar al Ford Mustang.

Hasta aquí todo «bien». Es en el lateral y en la parte posterior donde se nota que las réplicas son algo que de bueno no tienen nada. Se han cambiado las llantas y han sido pintadas de negro. La puerta trasera incluye ahora una especie de entrada de aire decorada con un vinilo dorado que llega hasta la aleta delantera.

De un Lada a un Ford Mustang: historia de un mal cambio radical 18

Llega la parte trasera. El paragolpes es nuevo, se han añadido dos salidas de escape dobles (que no sabemos si lo son de verdad), un alerón y unos faros LED nuevos.

De un Lada a un Ford Mustang: historia de un mal cambio radical 19

Pero donde más se nota la transformación, y personalmente, donde mejor les ha quedado, es en el interior. El habitáculo ha sido reformado por completo: el salpicadero es totalmente nuevo, el volante y el cambio de marcas tienen inserciones de madera (o símil), los asientos están tapizados en cuero y en panel central de instrumentos incluye una pantalla grande que sirve de reproductor de música.

De un Lada a un Ford Mustang: historia de un mal cambio radical 20

En el maletero, también totalmente renovado, tiene la base de madera e incluye cuatro altavoces y una red para sujetar el equipaje.

De un Lada a un Ford Mustang: historia de un mal cambio radical 21

El resultado del exterior no es muy bueno, pero el interior ha quedado aceptable. Pero yo me pregunto: con el dinero que se deben haber gastado, ¿no hubiese sido más práctico vender el Lada y comprarse otro coche por el precio de la modificación? Os dejamos con unas cuantas fotos más.

De un Lada a un Ford Mustang: historia de un mal cambio radical 22

De un Lada a un Ford Mustang: historia de un mal cambio radical 23

De un Lada a un Ford Mustang: historia de un mal cambio radical 24

Fuente: EnglishRussia

Ir arriba