Consejos para reformar una vivienda vieja y hacerla funcional

reformas integrales

Es habitual, que a la hora de buscar una vivienda, tengamos en nuestra mente una idea preconcebida de lo que nos gustaría encontrar, aunque no siempre es posible hacerlo en obra nueva. Como alternativa, muchas personas apuestan por adquirir una vivienda vieja y adaptarla a sus necesidades y gustos. Esto suele ser muy habitual en la Comunidad de Madrid, donde son muchos los inmuebles con muchos años que están a la venta. En este caso, antes de realizar una reforma integral en Madrid, es importante contar con una empresa de garantías que nos asesore en todo momento y nos indique los pasos a seguir.

reformas integrales

Veamos a continuación algunas claves que será necesario tener en cuenta para reformar una vivienda vieja y hacerla completamente funcional.

Revisar las instalaciones

Una de las primeras cosas que se debería hacer, a la hora de realizar una reforma integral en una vivienda, es revisar el estado de las instalaciones de gas, agua, electricidad o cualquier otra que pueda causarnos problemas. A la más mínima duda de su funcionamiento, lo recomendable es cambiarla esas instalaciones completamente.

Redistribuir el espacio

Lo habitual en las reformas integrales, es cambiar espacio, aunque son muchos los que pueden tener miedo a dar este paso. Evidentemente, una cocina es una cocina, y será difícil convertirla en otra cosa, pero sí que podemos redistribuir muchas otras zonas para aprovechar mejor los espacios o para ganar luz natural.

Definir el estilo decorativo

Son muchos los estilos decorativos por los que podemos optar en la actualidad, pero lo más importante, es saber elegir aquel que mejor se adapte a nuestros gustos. En el caso de que la vivienda esté en la capital, es aconsejable contar con un interiorismo en Madrid que nos pueda ayudar en nuestra elección, guiándonos para acertar con el estilo decorativo.

Respectar algunos componentes originales

Algo que está muy de moda en la actualidad, en la rehabilitación de viviendas antiguas, es la de dejar a la vista algunos elementos arquitectónicos de la construcción previa, ya sea estructuras de madera o paredes de ladrillo visto. Estos elementos nos pueden ayudar a aportar un plus a la decoración.

Aislamiento de la vivienda

Otro elemento clave en toda reforma integral, es revisar el aislamiento con el que pueda contar la vivienda. Lo más probable es que se trate de un aislamiento pobre, por lo que será recomendable mejorarlo para asegurarnos de que el inmueble quede mejor protegido ante las inclemencias del tiempo. Mejorando el aislamiento, también podremos reducir los ruidos externos, consiguiendo un mejor confort.

Renovar los suelos

Aquí nos podemos encontrar dos opciones. La primera es levantarlo por completo y colocar uno nuevo, ya sea cerámico o tarima. La segunda opción, siempre que el suelo viejo esté bien, es colocar uno nuevo, más actual sobre el antiguo. En este caso se perderá unos centímetros, pero se ahorrará mucho tiempo en la reforma.

Ubicar los puntos de luz

Si has optado por redistribuir el espacio, también lo tendrás que hacer con los puntos de luz. Analiza bien tu diseño para elegir los lugares adecuados para colocar la nueva iluminación.

Atrévete con elementos nuevos

No tengas miedo en incluir elementos nuevos como una barra de desayunos para la cocina, paredes nuevas, incluso todo lo contrario, hacer de tu piso antiguo un loft.

Como ya hemos comentado, lo más importante en este tipo de reformas integrales es contar con alguna empresa experta que nos asesore en todo momento. De esta forma ganarás tiempo, pudiendo disfrutar de tu nueva vivienda mucho antes.

Ir arriba