Consejos esenciales para la preparación del coche para el verano y las vacaciones

0
10

Con la llegada del calor y la temporada de vacaciones a la vuelta de la esquina, es fundamental asegurarse de que nuestro coche esté en óptimas condiciones para enfrentar las altas temperaturas y los largos viajes. Según los expertos del motor, las averías que sufren los vehículos se incrementan un 5% en la época estival, provocando alrededor de 1,3 millones asistencias en carretera y afectando a una media de 14.100 vehículos al día.

Responsables del departamento de recambios del principal distribuidor de piezas recuperadas para talleres y profesionales de la automoción, indican que la mayor parte de los problemas que sufren los coches en verano se deben al sistema de aire acondicionado o de climatización (35%), seguidos de los fallos en el sistema de refrigeración del motor (15%) y fallos en la batería (5%). Sin embargo, gran parte de los componentes del coche son sensibles a las altas temperaturas.

CONSEJOS PARA REVISAR EL PERFECTO ESTADO DEL COCHE ANTES DE SALIR DE VACACIONES

Consejos esenciales para la preparación del coche para el verano y las vacaciones 1

Revisar un coche antes de un viaje es fundamental para garantizar la seguridad y evitar posibles problemas en la carretera. A continuación, se presentan algunos consejos esenciales para preparar nuestro vehículo y garantizar un viaje seguro y sin contratiempos:

  1. Revisión del sistema de aire acondicionado: Es crucial durante el verano. Verificar que funcione correctamente y recargar el gas refrigerante si es necesario. Un sistema de aire acondicionado eficiente no solo proporciona comodidad, sino que también ayuda a prevenir el sobrecalentamiento del motor.
  2. Comprobación del sistema de enfriamiento: Vital para evitar el sobrecalentamiento del motor. Asegurarse de que el radiador, la bomba de agua y el termostato estén en buen estado. Además, revisar y rellenar el nivel de anticongelante según las especificaciones del fabricante.
  3. Inspección de neumáticos: Los neumáticos deben estar en perfectas condiciones para soportar largas distancias y altas temperaturas. Verificar la presión de los neumáticos, incluido el de repuesto, y comprobar que no haya desgaste excesivo ni daños visibles. Neumáticos bien inflados y en buen estado mejoran la eficiencia del combustible y la seguridad en la carretera.
  4. Verificación de los frenos: Un sistema de frenos en buen estado es esencial para la seguridad de cualquier viaje. Revisar las pastillas, discos y líquido de frenos, y sustituirlos si es necesario. Un mantenimiento adecuado de los frenos puede prevenir accidentes y asegurar una respuesta rápida en situaciones de emergencia.
  5. Chequeo del aceite y filtros: El aceite del motor y los filtros deben estar en condiciones óptimas. Cambiar el aceite y los filtros si están sucios o si ha pasado mucho tiempo desde la última vez que se hizo es un seguro de vida. Un motor bien lubricado reduce el riesgo de averías y mejora el rendimiento del vehículo.
  6. Revisión de las baterías: Las altas temperaturas pueden afectar la batería del coche. Asegurarse de que la batería esté cargada y en buen estado. Además, limpiar los bornes y comprobar que no haya corrosión. Una batería en buen estado evita problemas de arranque y asegura un funcionamiento adecuado de los sistemas eléctricos del coche.
  7. Comprobación de luces y señales: Antes de salir de viaje, asegurarse de que todas las luces y señales funcionen correctamente, incluyendo los faros, luces traseras, intermitentes y luces de freno. Un sistema de iluminación en buen estado es crucial para la seguridad, especialmente en viajes nocturnos o en condiciones de baja visibilidad.
  8. Preparación de un kit de emergencia: Siempre es recomendable llevar un kit de emergencia en el coche con elementos como un botiquín de primeros auxilios, linterna, triángulos de emergencia, cables de arranque, herramientas básicas y agua. Este kit puede ser invaluable en caso de imprevistos durante el viaje.
  9. Limpieza y mantenimiento general: Mantener el coche limpio, tanto por dentro como por fuera, es imprescindible. Una limpieza regular previene la acumulación de suciedad y protege la pintura del coche. Además, un interior limpio y ordenado mejora la comodidad durante los viajes largos.

Preparar adecuadamente el coche para el verano no solo garantiza un viaje más seguro y cómodo, sino que también ayuda a prevenir averías y prolonga la vida útil del vehículo. Con estos consejos, los conductores pueden disfrutar de sus vacaciones con tranquilidad y seguridad.