Consejos de Haier para ahorrar ente al aumento de la luz

Este año, la pandemia disparó la factura de electricidad en las viviendas, responsables del 16,8% del consumo energético en España. Después del incremento en el precio de la luz, Haier aconseja instalar bombas de calor, aprovechar al máximo la luz solar y programar la temperatura del hogar para ahorrar.

Consejos de Haier para ahorrar ente al aumento de la luz 1

El confinamiento obligó a la adopción de una serie de cambios en los hábitos domésticos en 2020, provocando un aumento notable en la factura de luz. Además, ahora en invierno, el uso de la calefacción para climatizar la casa es un gasto extra. Es que un 16,8% del consumo energético en España se produce en el hogar, algo que incide de forma negativa en el bolsillo.

“Instalando equipos con bomba de calor en casa se consigue un ahorro de energía tres veces mayor que un radiador eléctrico y una bajada del recibo de entre 500 y 800€”, afirma Liberto Sánchez, Product Manager HVAC de Haier. La tecnología que incorporan estos splits, fruto del potente desarrollo en I+D, hace que se transporte la energía térmica de un ambiente al otro y se entregue más energía útil en forma de calor que la energía eléctrica usada de modo normal.

Después de la reciente subida de la luz, los splits Haier Jade son una excelente opción de ahorro, ya que se trata de equipos con eficiencia energética A+++ y esto certifica que son los que menos consumo anual ofrecen. También incorporan tecnología Inverter Plus y logran así un control inteligente del aire acondicionado a la par que ofrecen un rendimiento altamente eficiente. Además, su sistema Self-Cleaning aporta un beneficio de ahorro energético de entre un 5-15%.

También te puede interesar:   Cómo aprovechar mejor un hotel de lujo

A su vez, es muy importante que en el hogar el consumo energético se optimice al máximo y no haya fugas, las llamadas emisiones de gas de efecto invernadero. De acuerdo a fuentes oficiales, el 6,1% de los escapes de energía se atribuyen a consumos realizados en viviendas particulares, y esto es un daño al medioambiente. Desde Haier, líder en aire acondicionado con conectividad, se lucha para evitar esto y se ofrecen remedios para preservar el planeta.

Trucos para ahorrar cuidando el planeta

Una de las cosas más importantes para aprovechar la energía generada en una vivienda es asegurarse de tener un buen aislamiento ya que este modo se evitan fugas y se reducen los costes de calefacción. También es recomendable abrir las persianas y las contraventanas durante el día para aprovechar el calor del sol. Durante la noche en cambio, es mejor cerrarlas para que no se pierda el calor generado durante el día.
Programar la temperatura de la calefacción también ayuda a ahorrar energía. En invierno es recomendable mantener la temperatura en torno a los 20 ºC durante el día y siempre que la casa esté ocupada. En la noche, con la vivienda desocupada, la calefacción debe dejarse 3 o 4 grados por debajo, ya que la reducción de la temperatura en un grado supone un ahorro de energía de un 8%*.

También es importante recordar ventilar las habitaciones como máximo, 15 minutos, con la calefacción puesta, dejar el aparato de aire encendido y auto programado cuanto no se esté en casa, y en último caso renovar la calefacción en caso de ser necesario ya que muchos sistemas han quedado obsoletos respecto de los objetivos y demandas actuales a favor del clima.

También te puede interesar:   Consejos y vinilos para hacer Scratch

Aplicando todas estas medidas es posible una climatización más eficiente y sostenible a la par que gastamos menos. Haier está totalmente comprometido con el planeta y por ello fomenta la conciencia medioambiental con todos sus equipos. La compañía posee gran capacidad para desarrollar productos smartlife únicos mejorando su rendimiento, reduciendo sus consumos y satisfaciendo las expectativas de los usuarios.

Artículo anterior5 caprichos que deberías permitirte en periodo de rebajas
Artículo siguienteZona catastrófica: cómo hacer el reclamo por daños en vivienda y vehículo ¿afecta al seguro?