-

Confunden un BMW X3 camuflado con un coche bomba en NY

El primer de Mayo de este año, un Nissan Pathfinder aparcado en Times Square hizo venir el 11S a la memoria de todos los neoyorquinos. Una persona que pasó junto al vehículo vio que salía humo de dentro del coche; acto seguido llamó a la policía y tras varias horas de pánico, lograron desactivar la bomba que se hallaba en el interior. Desde entonces, las medidas de seguridad se han endurecido mucho, hasta tal punto que ayer sucedió una anécdota cuanto menos curiosa pero que en el momento sembró el pánico de nuevo.

Confunden un BMW X3 camuflado con un coche bomba en NY 3

Ayer domingo, ocho días después del intento de atentado en Times Square, un ingeniero de BMW se encontraba probando un prototipo del futuro BMW X3, que se presentará este mismo año, cerca de Central Park, y aparcó frente al Museo Americano de Historia Natural, dejando el motor encendido accidentalmente.

Los prototipos suelen tener cables, ordenadores y cajas dentro para registrar toda la información, y el X3 en cuestión tenía, además, un poco de camuflaje por el exterior (ver foto superior) y el salpicadero tapado (típico de BMW). A una mujer que estaba paseando a su perro le llamó mucho la atención que un hombre saliese de un coche así en un lugar tan concurrido. Se acercó para ver más de cerca el ‘coche sospechoso‘, y al ver que había tantos cables y cajas, y que el motor estaba encendido, llamó a la policía recordando el coche bomba de Times Square. Minutos después de la hora de la llamada (12.23 pm, en pleno mediodía), los cuerpos de seguridad cortaron la calle donde se encontraba el X3 y las de su alrededor, sembrando de nuevo el caos.

También te puede interesar:   Cuando la guerra se transforma en arte
También te puede interesar:   Volkswagen mira con buenos ojos la Formula 1

Los artificieros, equipados con la vestimenta adecuada, junto con sus robots, rompieron una ventana trasera y examinaron el interior. La policía aclaró que no había nada sospechoso dentro del vehículo, y tras 90 minutos de pánico, el probador, Martin Birkmann, acudió de nuevo al coche y se encontró con todo el panorama. Tras tomar declaración, la policía reabrió las calles. Resultó ser una falsa alarma: el probador de BMW salió a tomar el aire dejando el coche aparcado, y cuando salía del vehículo, pulsó un botón del mando a distancia equivocado que puso el motor en marcha.

El alboroto no fue pequeño precisamente: calles y edificios próximos al X3 fueron evacuados por seguridad, por un despiste del conductor y el desconocimiento de la mujer que alertó a la policía.

Es, sin duda, una anécdota que ahora resulta curiosa, pero que en aquel momento sembró el pánico e hizo aflorar los recuerdos del 11S y del atentado fallido de principios de mes. Como dicen los compañeros de egmCarTech, por lo menos sabemos que el próximo BMW X3 se podrá encender con el mando a distancia.

Fuente: NY Daily News | Vía: egmCarTech

Lo último...