BMW 320si 2006, un coche interesante

BMW 320si 2006 de frontal

El modelo que toca analizar a continuación, es un BMW 320si, que posee un motor de cuatro cilindros y 2000cc, generando por su notable ingeniería la fabulosa cantidad de 174 caballos de potencia, lo cual es algo que sin duda sorprende a muchos por el hecho de tratarse de un modelo de prestaciones limitadas en un comienzo.

Del diseño se podría decir tantas cosas, podríamos partir quizás por el delicado corte de su capo y con unos focos delanteros bien diseñados, los cuales permiten al modelo poseer una imagen aguerrida. El paragolpes delantero se encuentra totalmente diseñado acorde con la visión frontal del coche, incorporando incluso unas entradas de aire bien diseñadas que podrían compararse a las del modelo de la serie 1, sin embargo pareciera que el corte de la entrada de aire es un tanto más clásica que la redondeada y actualizada forma que posee el modelo antes mencionado.

Los arcos de ruedas se encuentran diseñados con moderación, pero lo que podría agradecerse iría de la mano del gran espacio que poseen para albergar unas llantas enormes, dejando entrever incluso que podrían adoptarse unas llantas superiores a las 18” que posee actualmente, más allá de eso desde un aspecto lateral se agradece aquel toque mixto que se le ha dado al modelo puesto que se observa una línea voluptuosa, de aspecto puntiagudo que recorre gran parte del costado del coche, de igual forma existe una pequeña hendidura en la parte inferior del lateral del vehículo.

BMW 320si 2006 parte lateral

La carencia de su techo es más que atractiva, a pesar de que el corte de sus ventanas sea bastante tradicional, el modelo se presenta muy bien armado, y con una figura que sorprende a cada paso, cuestión que podría haberle al parecido que observa con la versión súper turismo que BMW utiliza para competición.

Los focos traseros son grandes, bien diseñados, y lo más impactante es que no posee un diseño no dado pero son tan atractivos como sé si fuese, ello puede verse a la armónica combinación que existe entre otros dos elementos a saber el retoque ovalado que tiene el cierre de la maderera del cual a su vez es voluminoso y resalta por sobre corte tradicional y por otra parte la configuración de un paragolpes trasero bastante bien elaborado que presenta volumen y no necesariamente posee un rol protagónico frente a sus acompañantes como lo son los focos delanteros y el cierre de contorno del maletero. Extraordinario trabajo de BMW, quizás la única salvedad que podría hacerse es que se trata de un modelo limitado de 2600 unidades, pero que vale la pena.

Ir arriba