Averías que condicionan las posibilidades y la comodidad de una casa

Es muy común que cada cierto tiempo haya que enfrentarse a distintas averías en el hogar, las cuales suelen presentarse de imprevisto. Lo que hay que tener en cuenta que no todos estos desperfectos son de la misma categoría, suponen el mismo riesgo y no todos implican el mismo tipo de reparación; por esta razón es importante saber clasificar los distintos tipos de averías y saber que la mejor forma de solucionarlas de manera rápida, sencilla y sin que suponga problemas mayores es con la ayuda de profesionales expertos en este tipo de arreglos.

Roturas y desperfectos más comunes en el hogar

reparaciones hogar

Existen diversos tipos de averías que suelen ocurrir en cualquier tipo de casa, no todas ellas están ligados con un mal uso, pero sí que es conveniente, con el fin de evitar que estas sucedan, llevar a cabo un buen mantenimiento y realizar revisiones periódicas de todas las instalaciones eléctricas, de agua, gas, etc., así como de los electrodomésticos y todos aquellos objetos que puedan suponer una reducción de la comodidad del hogar en caso de estropearse.

Por un lado, uno de los principales deterioros que suelen surgir en una casa y que puede derivar en problemas más serios son aquellos relacionados con la fontanería. Pueden ser averías menores, como un atasco en el inodoro o que los fregaderos, ya sea el de la cocina o los de los baños, no traguen bien el agua; esto suele ser consecuencia de una acumulación de desechos en las tuberías, como cabello, papel higiénico o toallitas, por lo que se puede solucionar de manera muy sencilla, desatascando los conductos, y evitar que vuelva a ocurrir procurando no volver a taponarlos.

También te puede interesar:   La impresionante piscina del hotel Caruso

Pero el sistema de fontanería de una casa también puede sufrir problemas más perjudiciales, como una rotura de cañerías, ya que los desperfectos causados suelen ser peores y la reparación, por lo general, es más laboriosa. Además, esta es una de las causas principales de las humedades, así que si no se trata a tiempo, puede generar una avería que precisa de un arreglo estructural, es decir, fontanería, albañilería y pintura.

Por otro lado, otras de las averías comunes en un hogar y que pueden suponer grandes riesgos son aquellos fallos ligados con el sistema eléctrico, como sobrecargas o daños en tomas de corriente, de luz o en el cableado. Estos se pueden evitar de forma sencilla, evitando sobrecargar un único enchufe con muchos electrodomésticos, realizando revisiones periódicas, llevando a cabo un buen mantenimiento y, por supuesto, desenchufando todos aquellos dispositivos electrónicos mientras no se estén utilizando.

Los electrodomésticos también pueden sufrir averías, las más básicas pueden repararse de forma sencilla, con arreglos específicos o bien un cambio de piezas, y otras más perjudiciales, imposibles de solventar y que requieren de un cambio completo del equipo en cuestión.

Otras averías comunes suelen estar ligadas con las cerraduras, debido al paso del tiempo o a un mal uso de las mismas, y que hacen que estas precisen de un cambio; o unas persianas en mal estado, las cuales deben ser arregladas para mantener una buena iluminación y una temperatura adecuada en todo el hogar.

Un buen mantenimiento, unido a unos buenos profesionales a la hora de la reparación, pueden alargar la vida útil de los distintos dispositivos, aparatos y electrodomésticos de un hogar.

También te puede interesar:   Consejos para acertar con los detalles de boda para los invitados

¿De qué manera podemos incrementar la comodidad en casa?

Pero no solo acabar con las averías y evitar que estas vuelvan a aparecer aportan comodidad a un hogar, también este confort puede ser incrementado de forma sencilla siguiendo las siguientes pautas:

  • Equilibrar la temperatura de la casa en todo momento, siendo la mejor forma para conseguirlo, un buen aislamiento térmico, que ayude a calentar el hogar durante el invierno y a evitar que se pase excesivo calor en el verano. Además, esto puede suponer un gran ahorro en la factura energética ya que hará que se disminuya el uso de la calefacción y del aire acondicionado.
  • Una buena calidad del aire ayuda a que la comodidad incremente, ayudando a descansar mejor. Para conseguirlo es importante renovar el aire constantemente con la ayuda de un buen sistema de ventilación.
  • Procurar utilizar en exceso productos químicos, como productos de limpieza, y acumular humo en exceso, no solo del tabaco, sino también el que se produce al cocinar. Para evitar que esto pueda suponer grandes riesgos, la mejor solución es ventilar durante y después del uso de los mismos.
  • Por último, la luz es uno de los elementos principales que aporta calidez y confort a un hogar, procura siempre aprovechar al máximo la luz natural que alcanza las ventanas y cuando se precise del uso de luz artificial, opta mejor por luces LED.

Combinando estos sencillos consejos, con una buena reparación de las averías de tu hogar, hará que disfrutes al máximo del tiempo en tu casa, algo sumamente necesario y que la población ha empezado a entender a raíz del confinamiento.

Artículo anteriorHay 30% más riesgo de sufrir accidentes si conducimos con alergia
Artículo siguienteTendencias en el cuidado de salud después de un año de pandemia