Aumenta significativamente el número de turistas de más de 60 años

0
15

El fenómeno del turismo en personas mayores de 60 años está en constante crecimiento, desafiando las percepciones convencionales sobre la edad y los viajes. Con un renovado espíritu de exploración, esta demografía demuestra un apetito insaciable por descubrir nuevos destinos, sumergirse en culturas diversas y disfrutar de experiencias enriquecedoras en cada rincón del mundo.

Según la Comisión Europea, se esperan 140 millones de turistas mayores de 60 años en Europa para 2030, una cifra que casi se ha cuadriplicado desde 2010. Esta cifra, combinada con la previsión de 3.200 millones de personas mayores de 50 años en el mundo para 2050, destaca una importante cuota de mercado en el sector de los viajes.

En este contexto, donde el bienestar y el enriquecimiento personal son prioridades tras tantos años de trabajo, el viaje se convierte en una herramienta fundamental para mantener la vitalidad, la conexión social y el disfrute de la vida en todas sus etapas. Los viajeros jubilados pueden disfrutar del placer de viajar tanto en temporada alta como fuera de temporada, ya que no tienen obligaciones laborales, solo familiares. De hecho, se puede hablar de un auténtico fenómeno en el mercado turístico relacionado con los «senior», con un crecimiento constante de la demanda y la oferta, tanto en términos cuantitativos como cualitativos.

Desafíos de viajar para los turistas “senior”

Viajar con más de 60 años puede presentar diversos desafíos, pero la problemática del idioma puede ser especialmente relevante. Tan sólo en España, cerca del 90% de las personas entre 60 y 69 años no sabe hablar inglés según datos del INE. Este porcentaje en otros idiomas es incluso más alto.

En este caso, aquellos mayores que se aventuran en destinos en los que no se habla su idioma nativo, la comunicación puede ser un desafío, lo que puede afectar su experiencia de viaje, especialmente si se encuentran en situaciones que requieran asistencia médica o apoyo en circunstancias de emergencia. El miedo a no poder hacerse entender, quizá en una situación de necesidad, hace que muchos renuncien al viaje de sus sueños, prefiriendo destinos más cercanos a riesgo de perderse las experiencias que realmente les interesan vivir.

Una buena alternativa para viajar sin hablar el idioma

Con toda esta problemática en mente, Traductores VA, la empresa especializada en dispositivos electrónicos de traducción, ofrece a los viajeros “senior” un dispositivo que puede ser perfecto para viajes internacionales: el Traductor V4. Este dispositivo permite traducir hasta en 108 idiomas distintos tanto audio como voz y texto, una comunicación con más del 90% de la población mundial.

Este dispositivo además es muy intuitivo y fácil de usar, ya que únicamente hay que seleccionar los idiomas de traducción y pulsando un botón puede traducir todo lo que se le diga. Y de la misma forma pueden acercar el dispositivo a los trabajadores locales para que traduzca todo lo que les quieran decir. Además, no necesita de WiFi ya que cuenta con una tarjeta SIM con internet gratuito para siempre, lo que permite que funcione tanto en una remota aldea asiática como en una bulliciosa ciudad europea.

La tecnología de traductores VA ofrece precisión mediante el uso de 10 motores de traducción diferentes, y micrófonos de reducción de ruido que permiten la traducción instantánea hasta en los lugares más ajetreados, lo que permite explorar las ciudades sin límite. Además, la batería dura hasta 4-5 días con un uso normal, para poder disfrutar del viaje sin distracciones.

Nuevos “imprescindibles” para viajes

Los viajeros de mayor edad cuentan con una amplia experiencia en viajes y suelen estar muy bien preparados para cualquier eventualidad, llevando consigo elementos esenciales como crema solar, documentación, medicamentos, prendas adecuadas para el clima, calzado cómodo e incluso dispositivos de asistencia médica si es necesario. Sumado a esto ahora también pueden añadir a su lista de prioridades de viaje una tecnología innovadora que facilita la comunicación en países donde no hablen el idioma local.

Esto les puede brindar la seguridad y la libertad para disfrutar de experiencias enriquecedoras en cualquier rincón del mundo, redefiniendo así la forma en que las personas mayores disfrutan y se benefician del turismo internacional.