9 consejos para alquilar un coche este verano

Se prevé que la temporada estival de 2023 recuperará los datos turísticos previos a la pandemia de la Covid-19. Esto se traduce en buenos datos para la economía nacional, ya que está previsto que se superen los 83 millones de personas que llegaron a nuestro país en 2019, antes de la pandemia.

Suele ser habitual que muchas personas decidan alquilar un coche durante sus vacaciones para poder desplazarse, pero ante tal avalancha de visitantes, lo más recomendado es anticiparse y realizar la reserva con tiempo. Ahora bien, ¿qué deberíamos tener en cuenta a la hora de alquila un coche? A continuación compartimos algunos consejos que pueden ser de gran utilidad.

Consejos para alquilar un coche este verano

Tras cumplir el primero de los pasos, reservar con anticipación el vehículo, la patronal de las alquiladoras de vehículos establece, además, 9 pautas principales:

  1. Comparar entre varias compañías. No te quedes con la primera opción que encuentres. Investiga, analiza y compara entre varias empresas y comprueba cuál de los servicios y funciones que ofrece cada una de ellas es la que mejor se ajusta a tus necesidades.
  2. Elegir el coche idóneo. No resulta una tarea del todo sencilla, pero resulta primordial seleccionar el vehículo que se ajuste a lo que realmente estás buscando. Para la selección del vehículo, debes tener en cuenta que el lugar de destino, el número de ocupantes, la duración del viaje o las rutas que llevarás a cabo a lo largo del contrato de alquiler son los factores que deben predominar en la elección. Otro punto a subrayar son los diferentes segmentos disponibles dentro del sector RAC: vehículos pequeños, medianos, familiares, monovolúmenes o grandes.
  3. Seleccionar el tipo de combustible. En la propia elección del vehículo hay un factor que juega un papel esencial y ese es la elección del tipo de combustible, más aún, dentro de un contexto en el que muchas compañías de alquiler están incorporando a su flota vehículos eléctricos, demostrando así su compromiso con el medioambiente y la movilidad sostenible. En caso de optar por un coche electrificado, debes, asimismo, hacer una investigación de los puntos de recarga disponibles en el lugar de tu estancia, en caso de que fuera necesario echar mano de éstos.
  4. Comprobar la política de combustible. Este tipo de política hace referencia a cómo recibimos y devolvemos el depósito de combustible de nuestro coche de alquiler (lleno-lleno o lleno-vacío). La opción más recurrente es la primera, en la que la compañía entrega al usuario el depósito del coche completamente lleno y, antes de la devolución, éste debe entregar de vuelta el mismo con la capacidad completa.
  5. Elegir el seguro adecuado. Para tu mayor tranquilidad y protección de cara a enfrentarte a cualquier percance que te pueda ocurrir en la carretera, es muy recomendable contratar un seguro a todo riesgo. Este tipo de seguro es, preferiblemente, la mejor de las opciones que se te pueden plantear, pues podrás circular por la vía pública con la mayor de las medidas de protección posibles y con todas las coberturas añadidas. Otras opciones disponibles pueden ser el seguro con franquicia -el cual cubrirá los costes de reparación de aquellos daños provocados al vehículo en un posible accidente-, el seguro de franquicia por robo, el de Responsabilidad Civil a terceros, el de accidentes personales o el de asistencia en carretera.
  6. Revisar el importe de la franquicia, pues se trata de una cantidad variable que el titular de la reserva deberá abonar en caso de que al vehículo, durante la duración del contrato, le ocurra algún tipo de desperfecto.
  7. Comprobar la política de cancelación. Ante cualquier imprevisto de última hora, es recomendable estudiarse la política de cancelación de la compañía de alquiler para así evitar cualquier tipo de sorpresa a posteriori.
  8. Revisar el coche antes de iniciar tu viaje. Al entregarte el coche, la compañía también te hará entrega de una hoja de posibles daños del vehículo. En ocasiones, éstas no tienen más remedio que entregar a sus usuarios un vehículo que cuenta con ciertos desperfectos (por ejemplo, abolladuras o daños en la carrocería) que aún no han podido ser reparados y subsanados. Antes de irte con el coche, es más que recomendable que compruebes que dicha hoja de daños es correcta, además de revisar tanto el interior como el exterior del vehículo para comprobar que no haya más deterioros o averías.
  9. Elegir los extras. Para una mayor seguridad al volante, a la hora de seleccionar el vehículo, deberás valorar también la posibilidad de contratar ciertos extras que le darán un valor añadido a tu seguridad y la de tus acompañantes, como los sistemas de retención infantil o los dispositivos GPS. 
Scroll al inicio