Gran Premio de Hungría de Fórmula uno

Sin tiempo de recuperarnos de la polémica carrera celebrada el fin de semana pasada en Alemania, en el circuito de Hockenheimring, la Fórmula Uno lleva a Hungría, al circuito de Hungaroring, un circuito veterano en el mundial, en el que los pilotos tienen una relación amor odio con este.

Los Ferraris, con Alonso a la cabeza, se presentan en el circuito como los grandes favoritos para hacerse con el triunfo, después de mostrar la gran mejora que han conseguido en sus coches en la última carrera, y que los ha acercado a las escuderías que estaban en la cabeza como Red Bull y los Mc-Laren.

Hungaroring es un circuito ratonera, donde los adelantamientos son prácticamente imposibles y cuya pista es una de las más lentas de todo el campeonato. El coche que salga desde la pole y haga una buena salida, tiene mucho ganado en esta carrera.

Es una carrera en la que suele hacer mucho calor, y en la que solo en una ocasión se ha disputado con lluvia, fue en el año 2006. Solo si se da este caso, se podrá ver una carrera interesante con adelantamientos, donde las manos de los pilotos decidirán quienes están arriba al final de la carrera.

Si hace mucho calor durante el fin de semana, hay que ver como se degradan los neumáticos y como aguantarán estos durante las tandas.

Todas las respuestas las tendremos a partir del viernes, cuando empiecen los primeros entrenamientos libres.

Ir arriba